Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

La regulación normal de la hemorragia es un proceso complejo en que intervienen plaquetas y el sistema de coagulación (cap. 227, Pruebas para valorar la hemostasia). La hemorragia que depende de las plaquetas suele asumir la forma inicial de petequias y sangrado de mucosas, en tanto que otros defectos de coagulación se manifiestan al principio como hemorragia espontánea o abundante. En general, el tratamiento de los trastornos hemorrágicos adquiridos e importantes debe comentarse con un hematólogo, porque en ocasiones surgen sutilezas del diagnóstico y el tratamiento.

++

TRASTORNOS PLAQUETARIOS ADQUIRIDOS

++

Las plaquetas circulantes constituyen un elemento inicial de defensa importante contra la hemorragia. Los trastornos plaquetarios adquiridos pueden ser cuantitativos (disminución de plaquetas circulantes o trombocitopenia) o cualitativos (plaquetas con deficiencias funcionales). Los cuantitativos ocasionan trombocitopenia y son causados por decremento de la producción plaquetaria, mayor destrucción de ellas, secuestro por el bazo, pérdida plaquetaria o una combinación de todos estos factores (cuadro 228-1).1El número muy disminuido de plaquetas suele manifestarse por la presencia de petequias no palpables; éstas son más notables en las extremidades inferiores y en zonas en que hay limitación del flujo sanguíneo. Otros signos típicos de la trombocitopenia comprenden púrpura, hemorragias de mucosas (encías, epistaxis), menorragia, hemoptisis, hematuria y hematoquezia, en tanto que es menos frecuente la hemorragia en tejidos profundos.

++
Table Graphic Jump Location
CUADRO 228-1

Fisiopatología de la trombocitopenia adquirida

++
Table Graphic Jump Location
CUADRO 228-2

Fármacos que ocasionan trombocitopenia o deterioran la función plaquetaria

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.