Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

La hemólisis de los eritrocitos en la circulación o en los espacios extravasculares del bazo y el hígado genera una gama de enfermedades que van desde casos leves y asintomáticos hasta padecimientos graves con deficiencia hemodinámica que obligan al paciente a acudir al servicio de urgencias. La anemia hemolítica adquirida consta de hemólisis que no es causada por un trastorno congénito o hereditario en la síntesis de hemoglobina o de la membrana eritrocítica.

++

Los signos y síntomas de la anemia hemolítica comprenden los de la anemia en general: debilidad y fatiga; mareo; disnea de esfuerzo; taquicardia, principalmente durante el reposo; palpitaciones; dolor torácico; soplo cardiaco de nueva aparición o acentuado y palidez. La destrucción de los eritrocitos genera hemoglobina libre que se degrada hasta formar bilirrubina. Cuando la producción de bilirrubina excede la capacidad hepática para su excreción biliar y fecal, aparecen ictericia, dolor abdominal (principalmente por cálculos biliares) y orina oscura. La esplenomegalia fomenta el almacenamiento y la degradación extravascular de los eritrocitos.

++

Los resultados característicos en los análisis de la anemia hemolítica adquirida son los que muestran hemorragia y hemólisis eritrocítica, degradación de hemoglobina y producción compensadora de eritrocitos (cuadro 232-1).

++
Table Graphic Jump Location
CUADRO 232-1

Pruebas básicas y resultados en la valoración de la anemia hemolítica

++

ANEMIA HEMOLÍTICA ADQUIRIDA INMUNITARIA

++

Este tipo de anemia se divide en tres categorías: autoinmunitaria, aloinmunitaria y farmacológica.

++

ANEMIA HEMOLÍTICA AUTOINMUNITARIA

++

Los individuos con anemia hemolítica autoinmunitaria (AIHA, autoimmune hemolytic anemia) elaboran anticuerpos contra sus propios eritrocitos. Para diagnosticar este tipo de anemia es necesario demostrar anticuerpos en los eritrocitos del paciente, que casi siempre se acompañan de autoanticuerpos en el plasma. La prueba del antígeno directo (DAT, direct antigen test) también conocida como prueba de Coombs directa, se lleva a cabo al combinar eritrocitos lavados y anticoagulados del paciente con anticuerpos antiinmunoglobulina G (IgG) y anti-C3D (complemento) para detectar la presencia de IgG o de complemento en la superficie eritrocítica y no es necesario detectar ambos.1 El resultado de DAT es inespecífico para el diagnóstico de AIHA (cuadro 232-2), así como tampoco la presencia de IgG o complemento o ambos en los eritrocitos ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.