Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

Las urgencias de la cara y la mandíbula se dividen en infecciosas y traumáticas. El capítulo presente expone varias infecciones específicas de partes blandas de la cara, como celulitis, erisipelas e impétigo, así como infecciones y abscesos de las glándulas salivales e infecciones profundas del espacio masetero. También se abordará la disfunción y el traumatismo de la articulación temporomandibular (TMJ, temporomandibular joint) (fractura y luxación). En otros capítulos se analizan trastornos de zonas vecinas, como ojos, senos paranasales, boca y faringe (incluida la angina de Ludwig); son los capítulos 236, Urgencias oftalmológicas; 239, Epistaxis, fracturas nasales y rinosinusitis y el 240, Urgencias de la boca y la dentadura; otros traumatismos de la cara se exponen en el capítulo 256, Traumatismos en la cara.

++

INFECCIONES SUPERFICIALES DE LA CARA

++

Las infecciones de la mitad superior y la inferior de la cara constituyen grupos clínicos particulares.1 Se pueden organizar de los superficiales a los profundos. Cualquier infección particular puede abarcar múltiples capas; los factores que contribuyen a la profundidad o magnitud de la afectación son el elemento desencadenante, el tiempo que ha transcurrido antes de emprender el tratamiento y factores del hospedador (como diabetes o el estado inmunitario). En las secciones siguientes se exponen en forma breve la celulitis, las erisipelas y el impétigo, que se abordan con mayor detalle en el capítulo 147, Infecciones de tejidos blandos.

++

CELULITIS DE LA CARA

++

Fisiopatología La celulitis es la infección superficial de partes blandas que no tiene límites anatómicos definidos.2,3 Entre los factores de riesgo para que surja tal problema están situaciones que tornan frágil a la piel, o defensas inadecuadas del hospedador como inmunodepresión, enfermedades sistémicas (como la diabetes) o daños de vasos, como los que son consecuencia de radioterapia o traumatismos. Los dispositivos médicos y los cuerpos extraños disminuyen las defensas locales. Las perforaciones en la cara (piercing), combinan la presencia de un cuerpo extraño con una fuente renovable de bacterias.2,3 La celulitis de la cara es causada más a menudo por Streptococcus pyogenes (grupo A hemolítico β) y Staphylococcus aureus,3 con un incremento del predominio de Staphylococcus aureus resistente a meticilina (MRSA, methicillin-resistant Staphylococcus aureus).4 Con menor frecuencia la celulitis puede constituir una extensión de infecciones de los espacios profundos (consúltese más adelante, Infección del espacio masticador). En los niños, la celulitis vestibular por Haemophilus influenzae es muy rara si recibieron la vacuna contra H. influenzae tipo b.5

++

Manifestaciones clínicas La celulitis de la cara se caracteriza por eritema, edema, calor, dolor y disminución de la función. No se identifican los signos clínicos de las erisipelas, en particular un borde palpable y perfectamente definido (cap. 147, Infecciones de tejidos blandos). En la anamnesis es importante identificar hechos y exposiciones que predispongan a la celulitis. ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.