Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

La valoración de las lesiones penetrantes en la fosa renal o en la nalga es compleja, pues puede ser difícil identificar las lesiones retroperitoneales, intraperitoneales o vasculares concomitantes que precisan intervención quirúrgica inmediata. Por fortuna un aumento del arsenal de pruebas diagnósticas ayuda al diagnóstico oportuno y permite un tratamiento conservador selectivo. La selección del tratamiento, sea conservador o quirúrgico, está basado en la valoración inmediata, por lo que es indispensable la participación del médico de urgencias para una decisión correcta y un resultado clínicamente satisfactorio.

++

TRAUMATISMO PENETRANTE DE LA FOSA RENAL

++

FISIOPATOLOGÍA

++

La fosa renal es la zona entre las líneas axilares anterior y posterior cuyo límite en la porción superior es la sexta costilla y en la inferior es la cresta iliaca. Aunque una herida penetrante en la fosa renal puede ocasionar lesión intraperitoneal con los hallazgos relacionados en la exploración física consistentes en peritonitis o hemoperitoneo con estado de choque, es posible que una herida penetrante en la fosa renal sólo lesione los órganos retroperitoneales. Un retraso del diagnóstico de las lesiones duodenales, colónicas, rectales, renales, pancreáticas o de grandes vasos suele dar por resultado choque séptico o hemorrágico tardío.

++

El trayecto de una herida por bala o penetrante hacia la fosa renal puede no dirigirse hacia la porción superior. Las balas logran rebotar en las estructuras óseas de la columna y crear un trayecto de bala y un patrón de lesión único. Es posible que se lesionen otros órganos intraabdominales como estómago, páncreas, diafragma y órganos intratorácicos. El trayecto inferior pondrá en peligro la porción distal del tubo digestivo y el colon.

++

MANIFESTACIONES CLÍNICAS

++

Se obtiene información sobre el mecanismo de la lesión, el tiempo que ha transcurrido desde que sucedió el episodio traumático y las características del arma. En el caso de una herida de bala, se determinan las características del arma (p. ej., escopeta, pistola, rifle de postas) y la distancia entre el arma y el paciente en el momento en que se disparó la misma. En caso de heridas de bala hay que tratar de identificar una herida de salida y reconstruir el trayecto de la bala. En las heridas penetrantes se determinan las características del arma y, de ser posible, se estima una medida de la distancia de penetración. Se lleva a cabo un tacto rectal ya que la presencia de eritrocitos en las heces indica lesión intestinal. Se observa cualquier rastro de sangre alrededor del meato urinario o en el líquido que drena en la sonda de Foley, pues esto indica lesión de la vejiga o de la uretra.

++

DIAGNÓSTICO

++

Si las exploraciones primaria y secundaria revelan traumatismo penetrante de la fosa renal, una meta diagnóstica es corroborar la lesión de intestino, vías urinarias, sistema reproductor o estructuras vasculares en la cavidad pélvica o abdominal. ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.