Skip to Main Content

++

CODO

++

ANATOMÍA Y PRINCIPIOS DE VALORACIÓN

++

Las articulaciones de la porción distal del húmero y proximal del cúbito y el radio forman la articulación del codo (fig. 267-1).

++
FIGURA 267-1.

Anatomía del codo. A. Vista anterior. B. Vista lateral. C. Vista medial.

Graphic Jump Location
++

El epicóndilo y la epitróclea son superficies no articulares que constituyen las zonas de inserción (origen) de los músculos del antebrazo, la muñeca y los flexores de los dedos, así como los pronadores (mitad interna) y los extensores y supinadores (mitad externa). En la porción interna, la tróclea humeral se articula con el olécranon para formar un gínglimo uniaxial; en sentido externo el cóndilo humeral se ajusta a la cabeza del radio para formar un trocoide. Entre el epicóndilo y la epitróclea, en sentido anterior está la fosita coronoidea, y en sentido posterior, la cavidad olecraniana. Ambas permiten la flexión y extensión completa del cúbito. La fosita condílea (radial) se encuentra muy cerca de la cabecita humeral en sentido anterior y permite la flexión completa del radio.

++

En la porción distal del húmero se localizan en íntima cercanía importantes estructuras neurovasculares, y es esencial valorar su función; comprenden la arteria humeral que se palpa por dentro del tendón del bíceps en su porción distal, en el hueco del codo, y los nervios radial, mediano y cubital; este último se puede palpar en la forma de un cordón por detrás de la epitróclea y es vulnerable a sufrir lesión por algún traumatismo en esta zona.

++

La disposición neuroanatómica se entiende mejor si se advierte el control nervioso de los movimientos básicos de la muñeca y los dedos de la mano (fig. 267-2). El nervio radial cursa sobre el epicóndilo y se distribuye en los músculos encargados de la extensión de la muñeca antes de que emita ramas al nervio interóseo posterior. Esta rama cursa alrededor de la zona proximal del radio y controla los músculos de la extensión de los dedos y el pulgar. El resto de las ramas del nervio radial son totalmente sensitivas y se distribuyen en la cara dorsal de la mano desde el pulgar a la mitad externa del anular. De ese modo, la porción proximal del nervio radial controla la función más proximal de la extensión de la muñeca; la rama distal (nervio interóseo posterior) controla la función más distal de extensión de dedos, y la otra rama es totalmente sensitiva. Por tales razones, la lesión aislada de la rama interósea posterior afecta la extensión de los dedos, pero deja indemne la extensión de la muñeca y la sensación del dorso de la mano. La mejor prueba de la función motora del nervio radial es pedir a la persona que extienda la muñeca y los dedos y lo haga contra resistencia (cuadro 267-1...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.