Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

El síndrome compartimental aparece cuando la mayor tensión dentro de un espacio muy restringido causa déficit de la circulación y de la función de los tejidos en su interior. Se describió por primera vez en 1881 por Richard Van Volkmann, médico alemán que observó que entre las secuelas tardías de la interrupción del riego sanguíneo de los músculos del brazo surgían parálisis y contracturas. En 1924 se demostró que podían evitarse tales secuelas con la descompresión operatoria inmediata de dicho compartimiento.

++

En la actualidad, cabe recurrir a la fuerte sospecha clínica junto con operaciones oportunas para recuperar la función de los músculos y los nervios que están en peligro de presentar daño permanente por las grandes presiones en el interior de cada compartimiento.

++

ANATOMÍA

++

Los límites de un espacio confinado están compuestos de hueso o tejido con mínima capacidad de distensión. Cualquier incremento de volumen en el interior del mismo hace que aumente la tensión dentro del compartimiento. En la extremidad pélvica el sitio más común se sitúa a nivel de la tibia y el peroné, en donde se presentan 40% de los síndromes de este tipo. La pierna propiamente dicha tiene cuatro compartimientos: anterior, lateral, superficial posterior y profundo posterior (fig. 275-1). Consúltese también la figura 272-1 en el capítulo 272, Lesiones de la pierna.

++
FIGURA 275-1.

Los cuatro compartimientos de la pierna.

Graphic Jump Location
++

El muslo tiene tres compartimientos que son el anterior, el posterior y el interno o medial. Ante el gran tamaño de los mismos y sus grandes conexiones existe una menor predisposición a que en ellos aumenten las tensiones hísticas. El pie y los glúteos tienen una menor incidencia del síndrome del compartimiento osteomuscular.

++

En la extremidad escapular el antebrazo tiene tres compartimientos: flexor, extensor y el segmento móvil (figs. 275-2 y 275-3). Son áreas de gran riesgo en el brazo. Existe menor posibilidad de que la mano (fig. 275-4) o el brazo propiamente dicho (fig. 275-5) presenten el síndrome que se expone.

++
++
FIGURA 275-3.

Compartimientos del antebrazo; cortes transversales en el antebrazo derecho a niveles variables.

Graphic Jump Location
++
FIGURA 275-4.

Compartimientos de la mano: corte transversal por la mano derecha.

Graphic Jump Location
++
FIGURA 275-5.

Compartimientos del bíceps braquial (anterior) y tríceps (posterior) del brazo derecho.

Graphic Jump Location
++

FISIOPATOLOGÍA

++

La desvitalización y muerte de ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.