Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

La obesidad es un trastorno que consiste en una proporción excesiva de tejido adiposo en relación con el peso corporal total (TBW, total body weight). En los últimos 20 años se ha duplicado en Estados Unidos la prevalencia de la obesidad y en 2006, 34% de los adultos eran obesos.1 A nivel mundial dicho país tiene la máxima prevalencia de ese trastorno, pero en muchos de los países desarrollados y en desarrollo se ha incrementado de manera rápida la prevalencia de la obesidad. En el Reino Unido, China y México se han señalado tasas de obesidad >20%. Es difícil medir la grasa corporal y por ello se ha utilizado el índice de masa corporal (BMI, body mass index) para definir la obesidad. Para calcular este índice se divide el peso del paciente en kilogramos entre el cuadrado de su talla en metros. Por ejemplo, el varón promedio con peso de 80 kg y talla de 1.80 m tiene BMI de 25 kg/m2. La obesidad se define como BMI >30 kg/m2 y la obesidad patológica se define como el índice mencionado >40 kg/m2.

++

Los enfermos obesos acuden al médico familiar o de asistencia primaria con mayor frecuencia que los no obesos.2 Los niños obesos tienen índices mayores de hospitalización.3 En los estudios de obesos que acudieron por primera vez por dolor abdominal se observó que el uso de recursos es semejante al de los no obesos, aunque ninguno de los dos estudios investigó de manera específica lo concerniente a pacientes con obesidad patológica.4,5

++

A pesar de los datos existentes sobre el consumo de recursos asistenciales por parte de los obesos, la persona con obesidad patológica impone situaciones difíciles al personal del servicio de urgencias. La atención prehospitalaria puede retrasarse por problemas en el desplazamiento y transporte de ellos. No siempre se cuenta con camillas de tamaño apropiado. El acceso a líquidos y cavidades corporales se torna una tarea formidable y a veces es imposible usar métodos imagenológicos avanzados, por los límites ponderales que señala cada equipo. Por último, los pacientes con obesidad patológica tienen funciones cardiopulmonares diferentes y perfiles de lesiones traumáticas que es necesario considerar para brindarles atención óptima.6-8

++

TRATAMIENTO DE PROBLEMAS MÉDICOS ESPECÍFICOS CAUSADOS POR ALTERACIONES FISIOLÓGICAS

++

ENFERMEDADES CARDIOPULMONARES

++

Los pacientes con obesidad patológica tienen exigencias de gasto cardiaco mayores y también en ellos la presión sistólica es más alta que en los individuos no obesos; dicha combinación hace que el trabajo del corazón con el sujeto en reposo sea mayor y predisponga a los obesos a la hipertrofia de ventrículo izquierdo y a la disfunción sistólica y diastólica.17 La obesidad se acompaña de deterioro de la función pulmonar, que incluye disminución de la elasticidad de la pared torácica y de los pulmones y mayor resistencia de ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.