Skip to Main Content

++

Propiedades farmacológicas

++

El ácido fólico (vitamina B9) es el precursor de la coenzima del ácido tetrahidrofólico que actúa como donador de metilos e interviene en reacciones de transferencia de un carbono, como: 1) conversión de homocisteína en metionina; 2) conversión de serina en glicina; 3) síntesis de timidilato; 4) metabolismo de histidina, y 5) síntesis de purinas. Por lo anterior, es indispensable en la síntesis de nucleoproteínas y el mantenimiento de la eritropoyesis normal. El ácido fólico natural se encuentra en todos los vegetales de hoja verde y en algunas vísceras de animales, como hígado y riñón. En el adulto, los requerimientos diarios de ácido fólico son de aproximadamente 50 μg; durante el embarazo y la lactancia, la mujer puede requerir hasta 100 a 200 μg/día. La disminución en la ingestión de ácido fólico, o la malabsorción, conducen a la anemia megaloblástica. En los alimentos, los folatos se encuentran en forma de poliglutamatos reducidos, para cuya absorción se requiere el transporte y la acción de una enzima asociada a las membranas de las células de la mucosa intestinal. La mucosa del duodeno y la parte alta del yeyuno son ricas en reductasa de dihidrofolato, que también es capaz de someter a metilación la mayor parte del folato después de reducirlo. Cuando hay malabsorción no se absorbe ácido fólico natural, pero sí el sintético, debido a que éste es un monoglutamato. Una vez que se absorben, los folatos se distribuyen a todos los tejidos y se almacenan dentro de las células, especialmente en el hígado, en forma de poliglutamatos que, debido a su carga, no se difunden hacia el líquido extracelular; cualquier exceso de ácido fólico se excreta sobre todo en la orina.

++

Indicaciones

++

Anemia megaloblástica por deficiencia de ácido fólico. Prevención y tratamiento de la deficiencia de ácido fólico. En mujeres embarazadas, para prevenir defectos en la formación y cierre del tubo neural en el producto.

++

Contraindicaciones y precauciones

++

Contraindicado en casos de hipersensibilidad al ácido fólico. No deben emplearse dosis mayores de 0.4 mg/día antes de descartar anemia perniciosa, la que también puede ser causada por deficiencia de vitamina B12. La administración indiscriminada de ácido fólico a pacientes con ese tipo de anemias megaloblásticas mejora el cuadro hematológico, pero el daño neurológico se agrava y se vuelve irreversible si no se administra también vitamina B12. La acción anticonvulsiva del fenobarbital, fenitoína y primidona se ve antagonizada por el ácido fólico, por lo que puede ser necesario aumentar la dosis del anticonvulsivo a fin de prevenir la presentación de crisis. Los pacientes que reciben ácido fólico se mantendrán bajo estrecha vigilancia médica y se ajustarán las dosis de mantenimiento si parece inminente una recaída. En casos de alcoholismo, anemia hemolítica, terapia anticonvulsiva o infecciones crónicas puede ser necesario aumentar la dosis de mantenimiento.

++

Reacciones adversas

++

El ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.