Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

HIPOTERMIA SISTÉMICA ACCIDENTAL

++

BASES PARA EL DIAGNÓSTICO

  • Estado en que la temperatura central del cuerpo (CBT, core body temperature) disminuye a < 35°C.

  • Se necesita la cuantificación precisa de la CBT, por medio de sondas intravascular, esofágica, rectal o vesical, que puedan medir cifras incluso de 25°C; las mediciones hechas de la boca, la axila o el oído son inexactas.

  • La CBT debe ser > 32°C antes de terminar los intentos de reanimación.

  • Es importante no descongelar las zonas afectadas, para evitar el daño más intenso.

++
Generalidades
++

La hipotermia sistémica se define como la CBT < 35°C; puede ser primaria (debido a exposición por largo tiempo a temperaturas del ambiente demasiado bajas) o secundaria (por disfunción termorreguladora); ambas pueden coexistir al mismo tiempo. La pérdida calórica se produce con mayor rapidez si el viento sopla a gran velocidad (“factor de enfriamiento eólico”), exposición al agua (que incluye ropa húmeda) o contacto directo con una superficie fría.

++

El cuerpo humano genera calor interno por medio de la actividad muscular (como el caso de los escalofríos o la intensificación del ejercicio físico) y evita la pérdida térmica por vasoconstricción periférica. En la exposición duradera o repetitiva al frío, pueden tornarse ineficaces dichas respuestas termorreguladoras. Hay que pensar en la presencia de la hipotermia en toda persona con exposición duradera al medio ambiente o al frío, si sufrió traumatismos, si tiene vestimenta inadecuada o si su estado psíquico está alterado.

++

La hipotermia accidental yatrógena puede acaecer en el en-torno nosocomial por la infusión demasiado rápida de soluciones intravenosas; por exposición prolongada del cuerpo durante tratamientos con líquidos y electrólitos o quirúrgicos, o la administración de grandes volúmenes de hemoderivados refrigerados y almacenados (sin calentamiento).

++
Manifestaciones clínicas
++

De manera característica, los signos y los síntomas de la hipotermia son inespecíficos y varían de manera notable con el estado de salud basal y las circunstancias de la hipotermia. Cuando la CBT es de 32 a 35°C, las manifestaciones que surgen incluyen taquipnea, taquicardia, hipertensión, escalofríos, incoordinación, criterio deficiente y apatía. Cuando la CBT es de 28 a 32°C, poco a poco hay debilitamiento de las funciones corporales. Cesan los escalofríos; aparecen bradicardia, midriasis, hiporreflexia, emisión de orina fría, así como confusión y letargo. En el electrocardiograma (ECG) puede aparecer una onda J u otra de Osborn (deflexión positiva en el segmento terminal del complejo QRS que aparece más bien en las derivaciones II, V5, y V6 (fig. 37-1). En la hipotermia extrema (p. ej., CBT < 28°C), la piel puede observarse azulosa o hinchada; surge coma, apnea, arreflexia, asistolia o fibrilación ventricular, al grado de que el médico supone que la persona falleció. La hipotermia duradera puede originar arritmias y anomalías de conducción, acidemia, hiperpotasemia, rabdomiólisis, edema pulmonar, nefropatía, neumonía, pancreatitis, hipoglucemia o hiperglucemia y coagulopatía.

++
Figura 37–1.

Electrocardiograma en que se observan los trazos en las derivaciones II y V5 en un paciente con temperatura corporal de 24°C. Se destacan la bradicardia y las ondas de Osborn, signos que se tornan más notables conforme se disminuye la temperatura corporal y poco a poco muestran involución con el calentamiento. Las ondas de Osborn tienen una deflexión positiva adicional en el segmento terminal del complejo QRS y se identifica mejor en las derivaciones precordiales inferior y lateral (en particular, en las derivaciones II, V5 y V6).

Graphic Jump Location
++
Tratamiento
++...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.