Skip to Main Content

+

Introducción

++

Partamos de la premisa cierta, evidente, que cataloga al cuerpo humano como un todo indivisible, ensamblado en cada una de sus partes de tal modo que, en conjunto, funcionan simultáneamente, con el engranaje justo para que todas y cada una de las piezas resulten indispensables en la dinámica vital. El ser humano constituye una entidad biopsicosocial con características físicas, psíquicas y sociales desenvueltas dentro del ambiente que le rodea: la persona es un ser que vive y se comporta dentro de los diversos terrenos que recorre. La capacidad de adaptación del sujeto rige la línea de conducta que prosigue.

++

Cuando se divide al cuerpo humano en secciones, simplemente se persigue una finalidad didáctica. Si en un momento determinado cierto sujeto enferma, el médico señala un diagnóstico, manifestando a su juicio cuál es el órgano, aparato o sistema que se halla afectado, mas en verdad con ello no debe apartar de la mente el que, aceptada la validez de su interpretación razonada, el organismo en general se aleja entonces de las condiciones de salud, es decir, tropieza con un desajuste de sus constantes básicas y, por tanto, sufre. Quien se enfrenta al machacamiento de la porción distal de una extremidad —mano, pie—, a la vez que cursa con un daño en tal sitio, no deja de mostrar repercusiones a distancia y sobre el organismo íntegro: si en el mismo lugar de la lesión pueden apreciarse destrucción de tejidos, desprendimiento de piel, fractura y desplazamiento de las estructuras óseas, desgarro muscular, sección de vasos y nervios, etcétera, más allá se ha de observar la influencia del hecho en la propagación de una infección, el acarreo de toxinas, la irregularidad de los signos vitales y la añadidura de una gangrena. Cualquier parte del organismo, por pequeña o insignificante que parezca, es, por decirlo así, célula viviente capaz de protestar ante las contingencias que le perjudiquen. Consideremos que las repercusiones van más allá todavía al invadir, necesariamente, áreas donde el sujeto se moviliza, ocasionando a veces un desequilibrio en la atmósfera sociofamiliar; en el caso ejemplificado, de necesitarse una amputación surgirá obligadamente el reajuste, la reincorporación al hábitat usual tras la reeducación competente.

++

Desde el punto de vista terminológico nos interesa, empero —por conveniencia didáctica, lo repetimos—, seccionar al cuerpo humano para acercarnos al sitio de una posible lesión o del estudio que emprendamos. Cabe aclarar, ante todo, que para referirnos a él lo consideraremos siempre como si el sujeto estuviese de pie, de frente a nosotros, con las extremidades superiores pendientes próximas al tronco y con la palma vuelta hacia delante, y las extremidades inferiores juntas, los dedos gordos de los pies paralelos y dirigidos hacia delante. En estas condiciones, se muestran a nuestra consideración los planos siguientes que limitan partes correspondientes del cuerpo:

++

  • Un plano anteroposterior y medio, denominado sagital, que divide al cuerpo en mitades aparentemente iguales y permite decir de algunos elementos que están ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.