Skip to Main Content

+

Introducción

++

Aun cuando en rigor el sistema tegumentario1 comprende un tegumento externo o piel y un tegumento interno o mucosa, colindantes ambos en forma insensible a nivel de los orificios naturales del cuerpo —boca, ano, vagina—, es costumbre considerarlo solamente en su composición primera, o sea como piel y anexos.

++

La piel está constituida por una membrana que reviste todo el cuerpo; posee terminaciones nerviosas encargadas de recoger las impresiones del tacto, del dolor y de la temperatura, y ciertos anexos como pelos, uñas, glándulas sudoríparas y sebáceas. La piel es coloreada por el pigmento de la sangre —hemoglobina y oxihemoglobina— que circula en los capilares de la dermis, y más todavía por las granulaciones de materia colorante negra específica, llamada melanina,2 la cual es motivo fundamental para la clasificación que de las razas se acepta. La piel comprende dos capas: la superficial y la profunda. En la primera de ellas, epidermis o cutícula, lámina epitelial de espesor variable, existen eminencias permanentes, formadas por las papilas de la dermis, y otras temporales resultado de la proyección hacia fuera de los folículos pilosos ante la influencia del frío o de las emociones; también hay surcos y pliegues, y orificios que dan paso a los pelos y a los conductos de excreción. En la segunda, dermis o corion, adherente, se presentan depresiones que alojan pelotones adiposos, unidos entre sí y a las capas subyacentes por tejido conjuntivo denominado celular subcutáneo o panículo celuloadiposo; hay en ella bolsas serosas y músculos cutáneos, sea de fibras estriadas o de fibras lisas. A la hilera de células más superficiales de la epidermis se la nombra córnea o escamosa; a la más profunda, basal. Las formaciones más importantes de la dermis son las papilas, elevaciones cónicas o cilíndricas de uno o más vértices —simples o compuestas— debido a que contienen los vasos sanguíneos o los corpúsculos nerviosos. En tanto los corpúsculos de Meissner se ocupan del tacto, los de Krause y los de Ruffini están relacionados respectivamente con la percepción del frío y el calor, y los de Pacini con la presión; la recepción del estímulo se logra en áreas que se conocen con el nombre de manchas. Los pelos presentan tallo y raíz, ésta denominada bulbo en su ensanchamiento basal; alojados aquéllos en los folículos pilosos, cavidades en forma de saco, se encuentran íntimamente ligados a los músculos erectores que se ocupan de su rigidez o flaccidez. Las uñas son formaciones córneas, epidérmicas, duras y elásticas que recubren la cara dorsal de la tercera falange de los dedos de manos y pies. Las glándulas sebáceas producen el sebo cutáneo; las sudoríparas, enrolladas en forma de ovillo llamado glomérulo, desembocan merced a un poro que excreta el sudor.

++

En cuanto a las funciones esenciales de la piel, cabe reconocer que actúa como protección o barrera contra los agentes exteriores —físicos, químicos, biológicos—, regula la temperatura del cuerpo en general, puede ser vía ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.