Skip to Main Content

+

Introducción

++

Aun cuando el aparato respiratorio se inicia en la laringe, puede considerarse que la nariz. la boca y la faringe son vías que contribuyen a su formación, puesto que transportan el aire circulante. La nariz, órgano olfatorio en su porción más alta, no es sino una elevación piramidal hueca que ocupa la parte central de la cara, por arriba del orificio bucal, por abajo y adentro de los orificios palpebrales, y adentro de las mejillas. Presenta alas, dorso, lóbulo y base; se comunica hacia adelante por dos orificios llamados ventanas y hacia atrás por otros más, las coanas.

++

La cavidad tiene forma de pirámide triangular y se halla dividida en dos partes por el tabique nasal. Mientras la mucosa que la recubre recibe el nombre de hipófisis1 en la zona correspondiente al olfato, en el resto —zona respiratoria— está cubierta por gran cantidad de pelos conocidos como vibrisas. Desde el punto de vista de su constitución anatómica, la nariz consta de un plano esquelético, donde se encuentran huesos y cartílagos, amén de una membrana fibrosa que cubre los espacios desprovistos de estos últimos; un plano blando superficial constituido por la piel y ciertos músculos; y un plano mucoso. Cabe señalar que en el interior de las fosas nasales se localizan los cornetes o conchas, separados por los meatos, en número de tres —superior, medio e inferior—, que en ellas desemboca el conducto nasolagrimal por donde se vierten las lágrimas, y que vestíbulo y tabique son términos comunes. De la boca y la faringe se hablará en su oportunidad al comentarse el aparato digestivo.2

++

En la descripción somera del aparato respiratorio han de considerarse diversos órganos.

++

La laringe conduce el aire, pero además tiene a su cargo el papel primordial en la fonación:3 órgano medio, impar, simétrico, situado en la parte anterior del cuello por delante de la laringe, es móvil durante la deglución y la emisión de la voz. Constituida por varios cartílagos —tiroides, cricoides, aritenoides, epiglotis—,4 se encuentra ligada estrechamente al hueso hioides, y en su interior encierra las cuerdas vocales, éstas superiores e inferiores. Tales cuerdas resultan punto de referencia para dividir a la laringe en regiones supraglótica, glotis e infraglótica. La tráquea5 ocupa la parte anterior y media del cuello y penetra en la parte superior del tórax por detrás del esternón; porción respiratoria comprendida entre la laringe y los bronquios, está colocada por delante del esófago. De trayecto recto, se profundiza a medida que desciende, y se inclina o desvía ligeramente a la derecha; como tubo cilíndrico con porción posterior aplanada, presenta anillos en los cuales se marcan una impresión tiroidea determinada por el lóbulo izquierdo de la glándula tiroides, y otra cercana a su bifurcación, provocada por la aorta, impresión aórtica. Compuesta por una envoltura fibrocartilaginosa externa y una capa mucosa interna con epitelio ciliado, divídese en los bronquios derecho e izquierdo, cada uno ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.