Skip to Main Content

+

Introducción

++

La cardioangiología estudia los órganos y conductos dentro de los cuales circulan sangre y linfa, a saber: el corazón, los vasos sanguíneos —arterias, capilares, venas—, y los vasos y ganglios linfáticos. El movimiento de la sangre en el interior de las cavidades circulatorias se realiza en el ser humano merced a la acción de un órgano central situado en la cavidad torácica, el corazón, que en esencia es un músculo especializado provisto por dentro de cuatro cavidades, de las cuales dos están colocadas en el lado derecho y forman la mitad derecha de él —hemicardio derecho—, mientras las otras dos, sobre el lado izquierdo, constituyen la mitad izquierda o hemicardio izquierdo. En tanto en el embrión las cavidades superiores derecha e izquierda, y las inferiores, se comunican entre sí, desde el momento del nacimiento normalmente quedan aisladas y sólo cuando existen errores de conformación congénitos siguen teniendo intercomunicación; en cambio, las cavidades de cada mitad permanecen asociadas íntimamente de por vida. Las cavidades superiores llámanse aurículas; las inferiores, ventrículos. Si las aurículas se relacionan con el resto del aparato circulatorio gracias a orificios que se prolongan mediante venas, los ventrículos hacen lo propio por medio de las arterias.

++

Las arterias y las venas son largos conductos, de mayor diámetro las más cercanas al corazón, que reparten la sangre por el cuerpo o la recogen para llevarla a la víscera central. Los capilares son conductos muy delgados originados de la ramificación repetida de las arterias en el seno de los órganos, donde se anastomosan para formar las redes que reconstituyen después las vénulas.

++

El corazón, músculo hueco con sus cuatro cavidades, ocupa la parte anterior del mediastino y tiene forma de pirámide triangular de base derecha y vértice izquierdo; su eje mayor se dirige de derecha a izquierda, de atrás hacia adelante y ligeramente de arriba hacia abajo; su base está vuelta hacia atrás y a la derecha y su vértice hacia adelante y a la izquierda. De consistencia firme, se expande durante el periodo de diástole y se contrae durante el de sístole; su riego es efectuado por los vasos coronarios que lo recorren. Si en su superficie se habla del surco auriculoventricular, surco interauricular y surco interventricular, en su profundidad las referencias hablan de tabique interauricular y tabique interventricular. Las aurículas se comunican con los ventrículos a través de los orificios auriculoventriculares; en ellos se aprecian los aparatos valvulares que regulan la circulación:1 la válvula tricúspide es la situada en el lado derecho del corazón y la válvula mitral la que se destina al hemicardio izquierdo. Los orificios arteriales están provistos también de un aparato valvular constituido por válvulas llamadas sigmoideas. Mientras las válvulas auriculoventriculares están determinadas por un anillo fibroso, valvas y pilares, las sigmoideas presentan la forma de “nido de golondrina” con un borde adherente que se fija al contorno y un borde libre que flota en la luz de la arteria. A ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.