Skip to Main Content

+

Introducción

++

En el organismo hay glándulas de secreción externa o exocrinas que vierten al medio exterior, mediante un conducto excretor, su producto elaborado —p. ej., glándulas sudoríparas— o a una cavidad orgánica —p. ej., glándulas salivales—; también hay las que, por el contrario, por ser de secreción interna o endocrinas, carecen de conducto y descargan su producto al torrente circulatorio, de tal suerte que actúan a distancia. La endocrinología se ocupa del estudio de la acción de las hormonas, en condiciones normales y patológicas, como reguladoras de funciones orgánicas importantes. Las hormonas no son sino sustancias producidas específicamente por las glándulas de secreción interna que, una vez derramadas en los líquidos circulantes o medio interno, alcanzan todos los sitios e influyen de manera importante sobre las funciones de determinadas células o sistemas obrando en pequeñas cantidades. Existen, claro está, glándulas mixtas que desempeñan un doble papel, digamos el páncreas y el hígado.

++

Las glándulas endocrinas hállanse situadas en diversos lugares del organismo. En el cráneo se encuentran la glándula pineal o epífisis, y la hipófisis o pituitaria, ambas ligadas o anexas al diencéfalo, ubicado entre el telencéfalo y el mesencéfalo (cerebro medio). En el cuello, por delante de la tráquea, se localizan las glándulas tiroides y paratiroides. Por detrás del esternón y por delante de la tráquea se sitúa el timo. Ya en la cavidad abdominal se añaden el páncreas endocrino, compuesto por los islotes de Langerhans, incrustados en la masa pancreática exocrina; las glándulas suprarrenales, formadas por una porción corticosuprarrenal y otra medulosuprarrenal, situadas en conjunto sobre el polo superior de los riñones; y las gónadas, ovario y testículo, respectivamente según el sexo, glándulas germinativas que se describieron en el capítulo dedicado al aparato genitourinario. Todas las glándulas endocrinas poseen atributos morfológicos comunes: constituidas por grupos celulares entrelazados con capilares sanguíneos de pared endotelial discontinua —capilares sinusoides de Minot—, reemplazan algunas veces su estructura trabecular por una vesicular como acontece en la hipófisis y la tiroides.

++

La glándula pineal es una glándula pequeña de color grisáceo, piriforme, situada en el surco medio de los dos tubérculos cuadrigéminos anteriores; en su estructura histológica el parénquima denota la presencia de células neuróglicas y células pineales o glandulares. La hipófisis, alojada en la silla turca, hállase compuesta de dos porciones: anterior o adenohipófisis, y posterior o neurohipófisis; en la primera se distinguen las porciones tuberal, intermedia y anterior; en la segunda, la eminencia media del tuber cinereum, tallo infundibular y apófisis del mismo nombre; en realidad se coloca en el compartimiento hipofisario, y desde el punto de vista histológico está formada por cordones epiteliales de células principales cromófobas, cromófilas, basófilas y eosinófilas voluminosas en su lóbulo anterior, en tanto en el posterior contiene fibras y células neurogliales, además de algunas con pigmentos melánicos.

++

La glándula tiroides, impar pero simétrica, colocada por delante del conducto laringotraqueal, abraza por su cara posterior a la tráquea y a la ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.