Skip to Main Content

+

Introducción

++

El problema apasionante, de honda repercusión social, del cáncer se explica por la gran frecuencia del proceso, su mortalidad alta, la índole todavía oscura de sus causas y el crecido número de conceptos erróneos difundidos sobre él. Definir de manera precisa y concisa lo que es el cáncer, sobre todo en lo que concierne a su causa y patogenia, es difícil en vista de la gran variedad de hechos que aún se ignoran.

++

La célula, unidad fundamental de todo organismo, es el sitio en donde ocurren reacciones fisiológicas que condicionan la vida del individuo.

++

Las variedades de células existentes poseen un periodo de duración variable, siendo las de más largo ciclo vital las pertenecientes a los sistemas nervioso y muscular, y las de vida más corta, las correspondientes a los epitelios de revestimiento. Ocupan en general un sitio bien determinado —aun cuando sea variable o fijo—; ejecutan sus funciones en interrelación unas con otras, dentro de los sistemas y aparatos orgánicos respectivos; su proceso de regeneración y de crecimiento es armonioso en tiempo y en espacio, e indudablemente repercute en el estado de todo el conjunto celular del organismo. Cuando el ritmo de crecimiento celular y de regeneración de las células es anormal y está acelerado, cuando se rompen el equilibrio y la relación entre estas células con las de una parte o de todo el organismo, esto es, cuando las células se multiplican en una proporción mayor tanto en lugar como en momento sin satisfacer una necesidad orgánica, se forma una neoplasia. En tal suerte, la neoplasia queda constituida por células que se han reproducido en proporción mayor que la normal, fenómeno que puede acontecer en uno o varios sitios. Las neoplasias, así, se caracterizan por crecimiento celular persistente con tendencia al incremento, el cual no se asemeja a los procesos inflamatorios conocidos, ni tiene finalidad defensiva ni utilidad evidente y que en cierto modo es autónomo en cuanto a los mecanismos del organismo huésped. Las neoplasias se dividen en dos grandes categorías desde el punto de vista histológico: benignas y malignas. Estas últimas constituyen el gran grupo de los llamados cánceres.

++

Las neoplasias benignas se caracterizan por: a) su analogía con el tejido que les da origen; b) estar bien limitadas, sin invasión en los intersticios celulares ni en los vasos linfáticos o sanguíneos, con existencia en múltiples casos de una verdadera cápsula que rodea al tumor o, por lo menos, un plano de separación entre neoplasia y tejido normal, por lo que a pesar de su volumen factible no invaden las estructuras vecinas ni las lejanas; c) no presentar deformaciones celulares, esto es, monstruosidades de las células, y desenvolver en su reproducción celular caracteres morfológicos normales, sin reproducciones atípicas, y d) no afectar el estado general ni comprometer la vida del enfermo, excepto en muy contados casos por volumen, sitio donde se formen o su enorme vascularización. ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.