Skip to Main Content

++

Introducción

++

En épocas recientes, la relación entre investigación básica y clínica ha experimentado un acercamiento promovido por ideas provenientes de diferentes ámbitos: academia, política pública y, por supuesto, industria. La idea central está señalada en la frase “del laboratorio al paciente” (from bench to bedside) acuñada para acelerar el proceso de aplicación de los resultados de la investigación básica a la clínica (Antman, 1991).

++

Durante mucho tiempo, el proceso de conversión de ideas mecanísticas que explicaban fenómenos naturales discurría por separado de la problemática en salud, sobre todo de la investigación producida por las entidades académicas gubernamentales. Pocos estudios utilizaban adelantos científicos de punta para el desarrollo de herramientas de diagnóstico o tratamiento y sólo centros relacionados de manera directa con el sector productivo, como la industria biomédica, enfocaban esfuerzos de investigación básica a la solución de problemas médicos. Estos esfuerzos requerían mayores financiamientos, en especial para la creación y el mantenimiento de infraestructura, que ya existía en los centros de investigación básica gubernamentales. Sin embargo, la brecha entre la investigación básica y clínica no sólo estaba constituida por un alejamiento circunstancial. En 2008, Barbara Alving, directora del Centro Nacional de Recursos para la Investigación del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, indicó: “Los científicos clínicos y básicos en realidad no se comunican”. Por una parte, los enormes recursos que se aportan a la investigación biomédica y los grandes avances en la comprensión de los mecanismos de la enfermedad no se han traducido en aumentos proporcionales de nuevos tratamientos, diagnóstico y prevención. Por otra parte, el solo estudio de los factores conocidos hasta ahora no arroja suficientes resultados que permitan el avance de la medicina, a pesar del uso de sofisticadas herramientas computacionales y de análisis probabilístico (Butler, 2008). En la figura 17-1 se ilustra la interrelación entre el médico clínico, el investigador y el motivo de ser de los sistemas de salud: el enfermo y sus necesidades.

++
Figura 17-1.

Interrelación entre las actividades del médico clínico y las del investigador, para atender las necesidades de los enfermos.

Graphic Jump Location
++

La investigación biomédica básica podría describirse a grandes rasgos como el estudio de sistemas y procesos que permiten el establecimiento de fenómenos relacionados con la salud y la enfermedad. Estos sistemas se pueden catalogar, de acuerdo con el tamaño, en energéticos, moleculares, celulares, titulares, orgánicos, individuales, comunitarios y poblacionales.

++

Aún se está en vías de descubrir muchos de los elementos de algunos sistemas de los que depende la salud. Las ciencias biológicas también dependen de la disponibilidad de tecnología para la visualización de estos sistemas. Por otra parte, debe tomarse en cuenta que tampoco se conocen por completo los procesos que sustentan la vida; por tanto, al crear tecnología biomédica, se utiliza conocimiento incompleto de los procesos que intervienen, razón crucial de la reticencia en las ciencias ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.