Skip to Main Content

++

Introducción

++

La anemia de la enfermedad crónica, llamada también anemia de la inflamación o hipoferremia de la inflamación, es la causa más común de anemia en pacientes hospitalizados y la segunda más frecuente en la población general, después de la deficiencia de hierro.

++

De forma inicial, se asoció a procesos infecciosos e inflamatorios crónicos y neoplasias (cuadro 6-1). En la actualidad se sabe que puede relacionarse con otros trastornos, como traumatismo grave, insuficiencia cardiaca, diabetes mellitus y otras anomalías capaces de desencadenar activación inmunológica. En la mayor parte de los casos, la anemia es normocítica, normocrómica e hiporregenerativa; las manifestaciones clínicas características del síndrome anémico son leves y pueden no estar presentes o ser menos evidentes que las manifestaciones de la enfermedad subyacente.

++
Table Graphic Jump Location
Cuadro 6-1.

Enfermedades más frecuentes relacionadas con anemia de la enfermedad crónica

++

Patogenia

++

La anemia de la enfermedad crónica se debe sobre todo a una disminución de la producción de glóbulos rojos y, en menor medida, a un acortamiento en su vida media, ambos ocasionados por la presencia de concentraciones elevadas de citocinas inflamatorias, de las cuales las más importantes son las interleucinas 1 (IL-1), 6 (IL-6), 10 (IL-10) y el factor de necrosis tumoral alfa (FNT-α) producidos por los monocitos, así como a los interferones β y γ producidos por los linfocitos T.

++

Son dos los principales factores que contribuyen a la menor producción de glóbulos rojos: un metabolismo anormal del hierro y la incapacidad de aumentar la eritropoyesis en respuesta a la anemia:

++

  1. Metabolismo anormal del hierro: durante la infección o inflamación, los macrófagos captan el hierro con mayor facilidad, lo retienen e impiden su liberación, lo que reduce el nivel de hierro plasmático y limita su disponibilidad hacia los eritroblastos. La hepcidina es la proteína de fase aguda más importante en la homeostasia del hierro en estos procesos y regula de forma negativa la absorción del hierro en el intestino delgado y la liberación del hierro desde los macrófagos al inhibir la expresión de la ferroportina-1, una proteína transmembranal que exporta el hierro desde el interior de las células, como el macrófago, el enterocito del duodeno y el hepatocito. Las IL-6 induce la producción de hepcidina en el hígado. Asimismo, la IL-1, IL-6, IL-10 y FNT-α inducen la síntesis de ferritina al estimular el almacenamiento y retención de hierro en los macrófagos.

  2. Incapacidad para aumentar la eritropoyesis en respuesta a la anemia: ante el descenso de la hemoglobina, los niveles séricos de eritropoyetina aumentan, si bien en menor medida en comparación con otras ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.