Skip to Main Content

++

Introducción

++

Existen varias definiciones para la transfusión masiva; las más comunes incluyen el reemplazo de uno o más volúmenes sanguíneos en minutos u horas (en menos de 24 horas). Un volumen sanguíneo se calcula como 75 ml/kg o cerca de 5 000 ml (10 o más unidades de sangre total o más de 20 unidades de glóbulos rojos) en un adulto de 70 kg de peso.

++

La pérdida entre 30 y 50% del volumen sanguíneo total en menos de 3 horas o 150 ml por minuto también se puede definir como hemorragia masiva (el paciente recibe más de 4 unidades de sangre en 1 hora). En el contexto quirúrgico se considera una pérdida > 20% del volumen sanguíneo durante la cirugía como sangrado mayor.

++

Conceptos generales

++

La indicación más frecuente para realizar una transfusión masiva es el estado de choque hipovolémico secundario a hemorragia profusa (choque hemorrágico), casi siempre en relación con traumatismos, rotura de un aneurisma en la arteria aorta, sangrado gastrointestinal masivo y trasplante hepático.

++

El tratamiento inicial del choque hemorrágico debe comenzar con la reposición de soluciones cristaloides para restituir el volumen circulante. Las soluciones más frecuentemente utilizadas son la isotónica salina o Hartmann y luego la reposición de los elementos formes de la sangre (eritrocitos) para restituir el aporte de oxígeno a los tejidos. Es importante recordar que en el contexto de una transfusión masiva, la hemostasia primaria quirúrgica debe realizarse para lograr un control total del padecimiento. Por lo regular, la transfusión de componentes sanguíneos es un tratamiento de apoyo más que una intervención primaria terapéutica para la hemostasia.

++

Al margen de la urgencia, las prácticas transfusionales deben respetarse y es necesario asegurar la transfusión de sangre compatible y con la identificación adecuada. Todos los productos sanguíneos se deben administrar mediante el filtro estándar para una transfusión. Es preciso tomar estudios de laboratorio basales, ya que los efectos de una transfusión masiva son predecibles, e incluir biometría hemática, pruebas de coagulación, tiempo de protrombina (TP) y tiempo de tromboplastina parcial (TTP), cuantificación de fibrinógeno, gases arteriales, electrólitos séricos y un electrocardiograma. Dichos estudios deben repetirse tanto como sea necesario de acuerdo con la evolución clínica.

++

Problemas clínicos relacionados con la transfusión masiva

++

La transfusión sanguínea tiene efectos inmediatos o tardíos en 10% de los receptores. En el sujeto transfundido masivamente, las manifestaciones clínicas de hemólisis aguda quizá no sean reconocidas debido a las complicaciones propias de la lesión. Los pacientes que reciben transfusión masiva pueden experimentar complicaciones propias debido al exceso de citrato anticoagulante, efectos acumulativos de la lesión por almacenamiento de la sangre y la temperatura de la sangre vinculados con la infusión rápida. Muchas víctimas de traumatismo que sobreviven a la lesión inicial sucumben a las consecuencias tardías de los esfuerzos de la reanimación por enfermedades transmitidas por transfusión e inmunosupresión. Debido a que ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.