Skip to Main Content

++

Definición y función del complejo mayor (principal) de histocompatibilidad

++

A fin de entender las enfermedades hematológicas es importante comprender los fenómenos básicos de compatibilidad tisular y conocer las funciones del grupo de genes denominado complejo mayor de histocompatibilidad (CMH) y sus productos: los antígenos leucocitarios humanos, que constituyen el sistema HLA (human leucocyte antigens), el más polimorfo que se conoce en los humanos. Hay dos clases de moléculas HLA: las de clase I (formadas por los antígenos HLA-A, HLA-B y HLA-C) y las de clase II (que incluyen los antígenos HLA-DR, HLA-DQ y HLA-DP).

++

La función habitual del sistema HLA consiste en reconocer péptidos y presentarlos en la superficie de las células presentadoras de antígenos (APC, antigen presenting cells), como los macrófagos, para que las células T los examinen y se establezca la distinción entre los antígenos propios y los extraños por medio del receptor de la célula T. Los antígenos del sistema HLA, en virtud de su polimorfismo, constituyen a su vez antígenos capaces de estimular una respuesta inmune muy poderosa. Las moléculas HLA de la clase I se conocen como antígenos típicos de trasplante, ya que fueron las primeras en ser descubiertas durante el estudio de la respuesta a un injerto. No obstante, las moléculas de la clase II —que fueron descubiertas después— son las de mayor importancia para asegurar una adecuada histocompatibilidad y supervivencia del injerto.

++

Hay diferentes estudios de inmunogenética que verifican la identidad tisular en los diversos trasplantes; tales estudios pueden ser serológicos, como el de microlinfocitotoxicidad; genotípicos, mediante la reacción en cadena de la polimerasa (PCR, polymerase chain reaction); o consistir en técnicas de cultivo celular, como el cultivo mixto de linfocitos. En conclusión, la adecuada histocompatibilidad entre receptor y donador establecida a través del estudio de los antígenos del sistema HLA es esencial para garantizar el establecimiento y la larga duración del aloinjerto y la óptima supervivencia del receptor.

++

Sistema HLA y la respuesta inmune normal

++

La función básica del sistema inmune en los humanos incluye la generación de respuestas a diferentes tipos de organismos, como las bacterias y los virus. La suma de todas estas respuestas representa el repertorio del sistema inmune, el cual puede analizarse en términos de los dos tipos básicos de respuestas: la humoral, que implica la activación de los linfocitos B, con la consiguiente formación de anticuerpos, y la celular, que incluye la activación y las respuestas efectoras de citotoxicidad específica, que resultan en la destrucción de la célula blanco por el linfocito T citotóxico (Tc). La activación de los dos tipos de células, T y B, depende de la acción de otro linfocito T, el T cooperador (helper, Th). Por lo general, el linfocito Th se activa al fijar varios determinantes antigénicos presentes sobre las células presentadoras de antígenos, como los macrófagos, lo que inicia la respuesta inmune normal.

++...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.