Skip to Main Content

++

Elementos esenciales del diagnóstico

++

  • Disnea, taquipnea o dolor retroesternal por lo demás inexplicable.

  • Evidencia clínica, electrocardiográfica o ecocardiográfica de cor pulmonale agudo.

  • Resultados positivos en la angiografía con tomografía computarizada del tórax con medio de contraste.

  • Probabilidad alta en la gammagrafía pulmonar de ventilación-perfusión o en la gammagrafía pulmonar de perfusión, con resultados normales en la radiografía de tórax.

  • Ultrasonografía venosa de las piernas positiva con una historia clínica convincente y gammagrafía pulmonar sugestiva.

  • Angiografía pulmonar con medio de contraste diagnóstica.

++

Consideraciones generales

++

El término “tromboembolia venosa” (VTE) abarca tanto embolia pulmonar (PE) como trombosis venosa profunda (DVT), y explica más de 250 000 hospitalizaciones por año en EUA. La VTE constituye una de las causas más comunes de enfermedades cardiovasculares y cardiopulmonares en la civilización occidental. La PE causa o contribuye a por lo menos 50 000 muertes por año en EUA, una tasa que probablemente ha permanecido constante durante las últimas tres décadas. Sin embargo, una proporción importante de casos de PE permanece sin diagnóstico, debido en parte a la naturaleza variable de su presentación clínica y en parte a la falta de acceso a modalidades de pruebas diagnósticas apropiadas en el punto de cuidado inicial.

++

Con el uso creciente de angiografía pulmonar con tomografía computarizada (CT-PA) en la corriente principal de la práctica clínica, ahora se diagnostica una proporción más grande de casos de PE. De hecho, la incidencia estimada de PE casi se ha duplicado después de la introducción de CT-PA en el ejercicio clínico sistemático, de 62.1 a 112.3 casos por cada 100 000 individuos. Para quienes sobreviven a la PE, la incapacidad adicional incluye la aparición potencial de hipertensión pulmonar, o insuficiencia venosa, crónica.

++

Después de un evento de VTE, los pacientes y sus médicos están preocupados respecto a la presencia de un carcinoma oculto, el riesgo de una PE recurrente después de que se ha suspendido la terapia de anticoagulación, y si los miembros de la familia del paciente tienen riesgo de VTE.

++

Etiología

++

La PE “primaria” ocurre en ausencia de intervención quirúrgica o traumatismo. Los pacientes con esta enfermedad a menudo tienen un estado de hipercoagulabilidad subyacente, aunque quizá no se identifique una enfermedad trombofílica específica. Un escenario común es una tendencia silenciosa en clínica hacia trombosis, que es precipitada por un factor que genera estrés, como inmovilización prolongada, anticonceptivos orales, embarazo o terapia de reemplazo de hormona. Recientemente, ha habido una apreciación aumentada de los riesgos de VTE entre pacientes con enfermedades médicas, entre ellas cáncer (que por sí mismo puede asociarse con un estado de hipercoagulabilidad), insuficiencia cardíaca congestiva y enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

++

La prevalencia de PE “secundaria” es alta entre pacientes en quienes se practican ciertos tipos de intervención quirúrgica, en especial intervención quirúrgica ortopédica de la cadera y la rodilla, intervención quirúrgica por cáncer ginecológico, traumatismo mayor ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.