Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

La tarea principal de un médico es tomar decisiones razonadas sobre el cuidado de los pacientes, a pesar de que la información clínica que posee sea incompleta y de la incertidumbre sobre los resultados clínicos. Aunque a menudo los datos de la historia clínica y la exploración física son suficientes para establecer un diagnóstico o iniciar un tratamiento, es posible que se requiera más información. En estas situaciones los médicos a menudo acuden a las pruebas diagnósticas en busca de ayuda.

++

BENEFICIOS, COSTOS Y RIESGOS

++

Cuando se utilizan de la forma apropiada, las pruebas diagnósticas pueden ser de gran ayuda para los médicos. Por un lado, las pruebas pueden ayudar al cribado, es decir, a identificar factores de riesgo para una enfermedad o detectar enfermedades ocultas en personas asintomáticas. La identificación de factores de riesgo puede permitir una intervención temprana para prevenir la aparición de una enfermedad, y la detección temprana de alguna afección oculta puede reducir su morbilidad y su mortalidad, por la aplicación de un tratamiento temprano. Así, se recomienda la medición de la presión arterial en la atención preventiva de adultos asintomáticos con un riesgo bajo. Asimismo, se recomiendan los cribados de los cánceres de mama, cervix y colon, aunque los de los cánceres de próstata y pulmón siguen siendo polémicos. Las pruebas de cribado óptimas deben cumplir los criterios que se muestran en el cuadro 1-1.

++
Table Graphic Jump Location
CUADRO 1-1.

CRITERIOS PARA EL EMPLEO DE LOS PROCEDIMIENTOS DE DETECCIÓN

++

Por otro lado, las pruebas también pueden ser de ayuda en el diagnóstico, para establecer o excluir la presencia de enfermedad en personas sintomáticas. Algunas pruebas ayudan a realizar un diagnóstico temprano después de la aparición de los síntomas y signos; otras, en cambio, ayudan a establecer un diagnóstico diferencial, y otras sirven para determinar el estadio o el nivel de actividad de una enfermedad.

++

Las pruebas pueden ser de ayuda en el manejo del paciente: 1) para evaluar la gravedad de una enfermedad; 2) para estimar el pronóstico; 3) para controlar el curso de la enfermedad (progresión, estabilización o resolución); 4) para detectar la recurrencia de la enfermedad, y 5) para seleccionar los medicamentos y ajustar el tratamiento.

++

Cuando se solicitan pruebas diagnósticas, los médicos deben sopesar los beneficios con los costos y los efectos adversos potenciales. Algunas pruebas conllevan un riesgo ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.