Skip to Main Content

++

OBJETIVOS

++

Después de revisar este capítulo, el lector será capaz de:

++

  • Describir los procesos que intervienen en la secreción de hidrogeniones (H+) hacia los túbulos y la importancia de estos procesos en la regulación del equilibrio acidobásico.

  • Definir la alcalosis y la acidosis, así como mencionar la media normal y el intervalo de las concentraciones de hidrogeniones en la sangre (en mEq/L y pH) que son compatibles con un estado saludable.

  • Enumerar los amortiguadores principales presentes en sangre, líquido intersticial y líquido intracelular y describir mediante la ecuación de Henderson-Hasselbalch, lo que caracteriza al sistema amortiguador de bicarbonato.

  • Describir los cambios del análisis bioquímico de la sangre que se presentan durante la aparición de acidosis metabólica y alcalosis metabólica, así como las compensaciones respiratorias y renales de estos trastornos.

  • Caracterizar los cambios del análisis bioquímico de la sangre que se presentan durante la aparición de acidosis y alcalosis respiratorias, y la compensación renal de estos trastornos.

++

INTRODUCCIÓN

++

Los riñones desempeñan una función clave en el mantenimiento del equilibrio acidobásico; para ello deben excretar ácido en la cantidad equivalente a la cantidad de ácidos no volátiles que se producen en el organismo. La producción de ácidos no volátiles varía con el tipo de alimentación, el metabolismo y las enfermedades. Los riñones también deben filtrar y reabsorber bicarbonato del plasma y de esta manera evitar la pérdida del mismo en la orina. Los dos procesos tienen una relación fisiológica dada la capacidad de la nefrona para secretar iones de H+ hacia el filtrado.

++

SECRECIÓN RENAL DE H+

++

Las células de los túbulos proximales y distales, al igual que las de las glándulas gástricas (véase cap. 25) secretan iones de hidrógeno. La secreción de hidrógeno también ocurre en los conductos colectores. El transporte que interviene en la secreción de H+ en los túbulos proximales es el intercambiador de Na-H (principalmente NHE3) (fig. 39-1). Este es un ejemplo de transporte activo secundario; el Na+ es desplazado desde el interior de la célula al intersticio por la Na, K ATPasa presente en la membrana basolateral, que mantiene en bajas concentraciones el Na+ intracelular, estableciendo así el impulso para que el Na+ entre en la célula, por medio del intercambiador de Na-H, desde la luz de los túbulos. El intercambiador de Na-H secreta H+ hacia la luz como intercambio por Na+.

++
FIGURA 39-1

Secreción de ácido y reabsorción de bicarbonato filtrado por células tubulares proximales en el riñón. El hidrogenión se transporta en la luz tubular por NHE3 en intercambio por iones de sodio. El transporte activo por ATPasa de Na, K se indica por las flechas. Las flechas con trazo discontinuo indican difusión.

Graphic Jump Location
++

Los ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.