Skip to Main Content

++

Introducción

++

Las enfermedades del hígado son un problema de salud pública a nivel mundial, particularmente por su alta morbilidad. Esto en parte es debido a su carácter asintomático, por lo que la evaluación temprana es un elemento que permite tratar complicaciones de manera oportuna; en el presente capítulo se comentan los aspectos diagnósticos de algunas pruebas de uso clínico para la detección y manejo de las complicaciones de la cirrosis hepática.

++

Encefalopatía hepática

++

La encefalopatía hepática (EH) es una común y severa complicación de la cirrosis hepática, que afecta la calidad de vida y las actividades básicas cotidianas;1 a pesar de que los criterios de West Haven son ampliamente utilizados para el diagnóstico de la encefalopatía hepática manifiesta, la variación interobservador y la subjetividad en la clasificación de los estadios bajos ha generado controversia respecto a la reproducibilidad de estos criterios tanto en ensayos clínicos como en la práctica clínica.2 A fin de simplificar el diagnóstico de la EH y detectar los cambios subclínicos se han desarrollado numerosas pruebas psicométricas y neurofisiológicas.

++

La prueba para encefalopatía portosistémica fue desarrollada por Hamster y Schomerus, seleccionando cinco de más de 30 diferentes pruebas psicométricas, que caracterizan de mejor manera el deterioro cognitivo de los pacientes cirróticos;3 el puntaje compuesto de estas cinco pruebas es llamada Psychometric Hepatic Encephalopathy Score (PHES, Escala psicométrica de encefalopatía hepática), la cual ha demostrado tener un buen valor predictivo positivo para el desarrollo de EH manifiesta y mortalidad en pacientes cirróticos,4 correlacionando con los cambios metabólicos a nivel cerebral,5 permitiendo mejorar el tratamiento para EH.6

++

La Repeatable Battery for the Assessment of Neuropsychological Status (RBANS, Prueba repetible para la evaluación del estado neuropsicológico) fue desarrollada para el diagnóstico de demencia, pero también ha sido utilizada con éxito para detectar alteraciones en la función cognitiva en diferentes trastornos, incluyendo lesiones cerebrales por traumatismo, esquizofrenia, esclerosis múltiple y trastorno bipolar;7 Al aplicar esta prueba en pacientes cirróticos, Mooney y colaboradores observaron que estos pacientes presentan puntajes menores en comparación con controles sanos; sin embargo, no se correlacionó con la clasificación CHILD, historia de encefalopatía o tratamiento con lactulosa.8

++

La Critical Flicker Fusion Rate (CCF, Frecuencia crítica de parpadeo) es un método usado a menudo para la evaluación de EH; dicha medida neurofisiológica ha sido introducida como un método adecuado de evaluación de EH desde 2002. En un metaanálisis, la sensibilidad combinada del CFF fue 61% (IC 95%, 55 a 67%) mientras que la especificidad 79% (IC 95%, 55 a 67%).9 Las limitaciones de este método son la falta de aplicabilidad en pacientes daltónicos o con alguna alteración oftalmológica (como la diabetes); del mismo modo, la dependencia de la prueba con la edad que aún se encuentra en discusión y los puntos de corte para el diagnóstico de EH, varían entre 38 y 39 Hz en diferentes estudios; ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.