Skip to Main Content

++

Introducción

++

La lesión hepática inducida por fármacos (DILI, del inglés drug-induced liver injury) es una entidad compleja que desde el punto de vista sintomático puede simular casi todos los tipos de enfermedades hepáticas agudas y crónicas. Los agentes causales de esta patología inicialmente se restringieron a productos farmacéuticos, pero ahora queda de manifiesto que muchos complementos de herboristería y dietéticos también pueden producirla.1 Pese a los requerimientos estrictos para el desarrollo de medicamentos impuestos por agencias reguladoras, el DILI es un problema de salud creciente, así como un motivo importante por el cual no se aprueban algunos fármacos, se retiran del mercado otros ya comercializados y se adoptan medidas reguladoras.

++

Los criterios diagnósticos desde el punto de vista bioquímico para considerar un episodio como DILI han cambiado durante los últimos 20 años, dado que ahora son más comunes los incrementos modestos en el perfil hepático en la población general, posiblemente debido al aumento de enfermedades de hígado graso no alcohólico. Dichos criterios son los establecidos por el Phenotype Standardization Project, que determina que el episodio debe cumplir al menos uno de los siguientes: 1) alanina aminotransferasa (ALT) ≥ 5× el límite superior de la normalidad (ULN, del inglés upper limit normal), 2) fosfatasa alcalina ≥ 2× ULN o 3) ALT ≥ 3× ULN conjuntamente con bilirrubina total (TBL, del inglés total bilirubin) > 2× ULN.2

++

El DILI se divide en reacciones intrínsecas e idiosincrásicas, con base en su dependencia de la dosis y predictibilidad. La hepatotoxicidad intrínseca es dosis dependiente, por lo que puede predecirse una vez que se ha consumido una concentración umbral específica —el mejor ejemplo de este tipo de DILI es la sobredosis de paracetamol—. No obstante, se identifican casos de toxicidad hepática por paracetamol administrado con intención terapéutica que sugeriría la participación de los factores del huésped (ayuno prolongado, ingesta crónica de alcohol, desnutrición) en su desarrollo.

++

Por otro lado, se encuentra el DILI idiosincrásico, que no es totalmente dosis dependiente, no puede explicarse por las propiedades farmacológicas conocidas del fármaco y que resulta impredecible en el animal de experimentación. Sin embargo, la distinción entre DILI intrínseco e idiosincrásico en términos de dependencia de la dosis puede no ser tan clara como se pensó en un inicio. De hecho, se ha demostrado que el DILI idiosincrásico se asocia más a menudo con dosis > 50 mg/día.3

++

No está claro, sin embargo, si el riesgo de DILI idiosincrásico se incrementa con las dosificaciones más elevadas, o si la tasa de identificación más alta de casos de DILI debidos a compuestos farmacéuticos con una dosificación recomendada de > 50 mg/día, por ejemplo, los antibióticos, es el resultado de que entre este grupo de fármacos se encuentran los que por sí mismos tienen un mayor potencial hepatotóxico. De todas formas, se cree que para que ocurra DILI idiosincrásico es necesario que se exceda un umbral de ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.