Skip to Main Content

++

Introducción

++

El hígado graso no alcohólico (HGNA) es un término que incluye un espectro de enfermedades que va desde la simple esteatosis hepática a la esteatohepatitis, puede a la larga conducir a cirrosis hepática (CH) y carcinoma hepatocelular (CHC). Aunque desde el punto de vista histológico el HGNA es semejante a la enfermedad hepática inducida por el alcohol, por definición el HGNA se desarrolla en pacientes que consumen mínima o nula cantidad de alcohol. La esteatosis hepática se caracteriza por la acumulación de triglicéridos en macrovesículas y microvesículas en más de 5% de los hepatocitos, distribuyéndose principalmente en la región perivenular; las áreas periportales por lo general se encuentran respetadas.1

++

La acumulación de triglicéridos en los hepatocitos es la característica distintiva del HGNA; esta acumulación se asocia de manera estrecha con la obesidad y síndrome metabólico (SM). El HGNA se está convirtiendo en epidemia y ésta va en relación directa con el incremento en la prevalencia de obesidad. Estudios poblacionales estiman que al menos 25% de la población de EUA tiene HGNA.2

++

Alrededor de 30% de personas con HGNA pueden progresar a esteatohepatitis no alcohólica (EHNA), una forma más grave de daño hepático y ésta, a su vez, tiene riesgo de progresión hasta en 25% hacia CH.3

++

Epidemiología

++

Aunque los primeros estudios hicieron hincapié en que el HGNA era más común en las mujeres, estudios recientes han demostrado que el HGNA tiene una distribución similar entre hombres y mujeres, o incluso pueden ser más frecuentes entre los hombres.4

++

No existen pruebas no invasivas que puedan diferenciar de forma confiable HGNA de EHNA, por lo que es imposible conocer la verdadera incidencia y prevalencia de esta patología. Sin embargo, estudios realizados con marcadores no invasivos —como los niveles séricos de aminotransferasas como un marcador sustituto para el HGNA— sugieren que 6 a 8% de los adultos estadounidenses (25% de los pacientes con HGNA) tienen EHNA. El HGNA por lo general no tiene implicaciones graves; sin embargo, algunas personas con HGNA finalmente desarrollan cirrosis y CHC.5 Un pequeño estudio de biopsias hepáticas sugiere que la cirrosis se desarrolla en alrededor de 25% de los pacientes con EHNA.

++

Asumiendo que estos estudios son representativos de la población más grande, cabe inferir que entre 1.5 y 2% de la población de EUA tiene cirrosis por HGNA. Diversos estudios muestran que en EUA la prevalencia de HGNA es mayor en la población hispana y mexicana-estadounidense. En México, estudios poblacionales han estimado una prevalencia de alrededor de 17.05% en población asintomática.6 Por otro lado, se prevé que la EHNA superará al virus de la hepatitis C (HCV) como la principal indicación para trasplante hepático ortotópico (THO) dentro de los próximos cinco años, ya que la incidencia de HCV decrece en tanto que la de HGNA va en aumento.7

++

Durante muchos ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.