Skip to Main Content

++

Introducción

++

El carcinoma hepatocelular (CHC) es una de las neoplasias más frecuentes, es endémica en ciertas regiones geográficas y su incidencia se ha incrementado a nivel global. Por desgracia, muchos de estos tumores se diagnostican en etapas avanzadas, donde no es posible ofrecer un tratamiento con abordaje curativo, por lo que realizar el diagnóstico en etapas tempranas es de vital importancia para ofrecer un tratamiento oportuno y prolongar la esperanza de vida del paciente.

++

Si bien existe un grupo de alto riesgo para desarrollo de CHC identificado (cirrosis), no se cuenta hasta el momento con un marcador eficaz para la detección temprana de la enfermedad en esta población. A continuación se revisan y analizan los biomarcadores séricos que han sido evaluados para la detección temprana de CHC, como: alfa-fetoproteína (AFP) y su variante AFP-L3, des-gamma-carboxiprotrombina (DCP), glypican-3 (GPC3), entre otros, así como los que se encuentran bajo evaluación en este momento.1,2

++

Desarrollo de biomarcadores

++

Los biomarcadores se definen como indicador de alguna alteración, sea ésta celular, bioquímica, molecular o genética mediante la cual es posible identificar procesos biológicos específicos, sean éstos fisiológicos o anormales. Las características ideales de un biomarcador incluyen alta sensibilidad, alta especificidad y ausencia de detección en presencia de condiciones premalignas; debe ser de fácil determinación y sus resultados reproducibles; su obtención mínimamente invasiva, y, finalmente, su aplicación aceptable para los pacientes y médicos.3,4

++

A fin de llevar a cabo la tarea de validación de un biomarcador específico en la detección de una neoplasia en particular y así implementarla en un programa de vigilancia a población de alto riesgo, la Red de Investigación en Detección Temprana del National Cancer Institute de EUA (NCI, Instituto Nacional de Cáncer) ha desarrollado una serie de pasos que son requisito para validar su efectividad en tal objetivo. A continuación, se describen las fases a desarrollarse y los objetivos en cada una de éstas (cuadro 33-1).5

++
Table Graphic Jump Location
Cuadro 33-1.

Fases para validación de un biomarcador en vigilancia de cáncer.5

++

Fase 1. Estudios preclínicos exploratorios

++

El objetivo de esta fase es identificar características biológicas únicas al CHC que pueden dirigir a realizar ensayos posteriores con potencial de utilidad clínica. Se realiza mediante la identificación de un biomarcador potencial, sugerido mediante la comparación de las diferencias en la expresión de genes, proteínas y otros, entre el tejido neoplásico comparado con tejido normal, o mediante diferencias detectadas en anticuerpos ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.