Skip to Main Content

++

Introducción

++

El melanoma es la neoplasia de mayor crecimiento anual. Su incidencia es mayor en piel blanca que en piel oscura. La incidencia del melanoma en piel caucásica ha aumentado a razón de 3 a 7% anual desde la segunda mitad del siglo xx. Es una neoplasia muy letal que suele aparecer en etapas productivas de la vida. A excepción de la variedad mucosa y acral, la radiación UV solar es el principal factor vinculado con su desarrollo. Estudios epidemiológicos demuestran que la magnitud del riesgo depende del patrón y frecuencia de exposición UV (intermitente o acumulada), que a su vez influyen sobre el género y susceptibilidad genética de la persona, lo cual condiciona su topografía y diversas características histológicas. En consecuencia, la ubicación geográfica de la población influye de forma significativa en la exposición UV, así como en la distribución e incidencia del melanoma.

++

A cualquier latitud, la exposición solar intermitente o recreativa y las quemaduras solares guardan una fuerte relación con su aparición en sitios poco expuestos al sol como el tórax. En latitudes tropicales, la exposición solar continua (ocupacional) se acompaña de un mayor riesgo de melanoma en cabeza y cuello, en tanto que la exposición solar total o suma de ambas exposiciones se vincula a un mayor riesgo de melanoma en las extremidades. Por lo tanto, a fin de estimar el riesgo latente de una población debido a la radiación solar, es necesario considerar al menos tres variables, que incluyen los hábitos de exposición solar, los niveles ambientales de radiación ultravioleta (UV) y la sensibilidad cutánea a ésta.

++

Hábitos de exposición solar

++

Gran parte de la exposición solar personal podría acumularse antes de los 20 años de edad debido a que las actividades escolares son parte importante durante este periodo y coinciden con las horas de mayor radiación solar. Por lo tanto, la dosis de radiación UV durante los 12 años de escolaridad básica y media constituyen una fracción muy importante del total a acumularse durante la vida de una persona.

++

En México, el tiempo de exposición solar corresponde a alrededor de una cuarta parte de las actividades realizadas fuera del aula. Las dosis entre los grupos de primaria, secundaria y preparatoria son similares; pese a ello, en general los varones reciben dosis más altas que las mujeres. Durante la asistencia a la escuela, entre los meses de marzo a junio, los alumnos reciben 51% de la dosis anual de radiación UV. Por lo tanto, la ejecución de medidas preventivas durante este periodo reduciría de forma significativa la dosis que puede acumularse durante esta etapa. Es decir, reducir 20% la dosis UV diaria de este grupo, que corresponde a evitar 8 minutos de sol al día, implicaría que la exposición acumulada a los 20 años sería dos años con cuatro meses menor a la esperada en la actualidad.

++

Encuestas en México muestran que ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.