Skip to Main Content

++

Ingestión de cuerpos extraños

++

Introducción

++

La mayoría de los cuerpos extraños (CE) ingeridos pasarán de manera espontánea y se expulsarán a través del recto. Las series realizadas antes de la era de la endoscopia mostraban que > 80% pasaban sin ninguna intervención. Cuando es necesaria, la intervención endoscópica tiene un éxito de 90% con una tasa de complicación < 5% y la necesidad de una intervención quirúrgica de < 1%. La tasa de mortalidad es extremadamente baja.

++

La mayoría de la ingesta de CE ocurre en población pediátrica, con un pico de incidencia entre los seis meses y seis años. En adultos, la ingesta de CE no relacionada con alimentos ocurre con mayor frecuencia en pacientes psiquiátricos, con retraso mental, intoxicación por alcohol y reclusos. La ingestión de múltiples CE y episodios repetitivos son comunes en este grupo de pacientes. La ausencia de piezas dentales representa un mayor riesgo.

++

La impactación, perforación u obstrucción frecuentemente ocurre en zonas de angulación o estrechez del tracto gastrointestinal, y el sitio anatómico más frecuente es el esófago (50 a 75%). La ingesta de objetos cortantes o puntiagudos, huesos de pescado o animal, clips, magnetos o blíster de medicamentos, aumenta el riesgo de perforación.

++

Cuadro clínico

++

Los adultos pueden identificar el sitio de molestia; sin embargo, éste no siempre se correlaciona con el sitio de impactación. De forma frecuente, los síntomas se desencadenan posteriores a la ingesta del CE. En pacientes psiquiátricos, con retraso mental o niños se manifiesta como asfixia, rehúso de alimento, vómito, salivación excesiva y estrías de sangre en la saliva. La perforación esofágica proximal u orofaríngea puede causar dolor torácico, edema en cuello, eritema, dolor o crépito. Es importante descartar siempre peritonitis u obstrucción de intestino delgado, para no retrasar la valoración quirúrgica.

++

Diagnóstico

++

La radiografía en dos planos de la región afectada del cuerpo ayuda a identificar aire libre en mediastino y peritoneo, la localización, tamaño, forma y número de CE ingeridos, además de identificar CE aspirados. Sin embargo, los huesos de pollo, pescado, madera, plástico, cristal y objetos metálicos delgados pueden no ser vistos. La tomografía computarizada (TC) es útil, con una sensibilidad de 100% y especificidad de 91%. También pueden usarse detectores de metal, con una sensibilidad de 94% y especificidad de 100%. Si la sospecha de ingesta de CE es alta a pesar de una radiografía normal, se debe realizar una endoscopia. Deben evitarse los estudios con bario.

++

Tratamiento

++

El manejo inicial debe valorar la ventilación y permeabilidad de la vía aérea. Los pacientes con mal manejo de secreciones tienen alto riesgo de aspiración y requieren atención urgente con intubación endotraqueal como protección de la vía aérea, sobre todo si el CE se ubica en el tercio superior del esófago; los sobretubos acoplados al endoscopio pueden permitir protección de la vía aérea al extraer el CE. El tiempo considerado para realizar una endoscopia depende de la edad del ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.