Skip to Main Content

++

Introducción

++

Los valores normales de sodio van de 135 a 145 mEq/L, una elevación por arriba de estas concentraciones plasmáticas definen la hipernatremia. Esta entidad representa siempre una alteración en la cantidad de agua corporal y en algunas ocasiones un exceso en la cantidad de sodio corporal. La frecuencia de esta alteración varía con las características del paciente, es más frecuente en adultos mayores o pacientes sin acceso al agua, principalmente quienes están intubados o padecen alteraciones neurológicas, y en quienes el mecanismo de la sed se encuentra alterado.

++

Fisiopatología

++

El sodio es el principal determinante de la osmolaridad plasmática, al presentarse un incremento en ésta por aumento de la concentración de sodio, los osmorreceptores hipotalámicos estimulan el mecanismo de la sed y la secreción de la hormona antidiurética (ADH), la cual estimula la absorción de agua libre en el túbulo colector; esto mantiene el sodio sérico en concentraciones estrechas. La hipernatremia se desarrolla en dos fases: una de iniciación, en donde existe pérdida real de agua libre o en raros casos ganancia de sodio, y una fase de mantenimiento en la que no existe acceso al agua libre o ésta es insuficiente.

++

Manifestaciones clínicas

++

El estado hiperosmolar asociado con hipernatremia genera deshidratación celular. Esto se manifiesta principalmente a nivel neurológico. La gravedad de los síntomas depende más de la velocidad de cambio en la concentración de sodio sérico que del valor absoluto. Las manifestaciones van desde fatiga, letargia, irritabilidad, confusión, hasta llegar a convulsiones y coma. Se puede asociar con náuseas, vómito y debilidad muscular.

++

Abordaje diagnóstico

++

El primer paso para realizar el diagnóstico diferencial de hipernatremia consiste en evaluar el estado de volumen del paciente, ya que el trastorno se puede presentar en pacientes hipovolémicos, euvolémicos o hipervolémicos.

++

Hipernatremia en el paciente hipovolémico

++

Este grupo de pacientes presenta disminución importante del agua corporal total y menor disminución en el sodio corporal total (pérdida de líquido hipotónico). En general, se puede distinguir entre dos causas principales:

  • Pérdidas renales: secundaria a diuresis osmótica (hiperglucemia), uso de diuréticos o la fase poliúrica de la necrosis tubular aguda.

  • Pérdidas extrarrenales: gastrointestinales (diarrea o vómito), cutáneas (sudoración, quemaduras).

++

La principal herramienta diagnóstica en este grupo de pacientes es la determinación del sodio urinario, el cual permite distinguir entre pérdidas renales (NaU > 20 mEq/L) y extrarrenales (NaU < 20 mEq/L).

++

Hipernatremia en el paciente euvolémico

++

Los pacientes con este padecimiento tienen disminución en el agua corporal total, sin presentar reducción del contenido total de sodio; es decir, a diferencia de la hipernatremia en el paciente hipovolémico, a diferencia de la hipernatremia en el paciente hipovolémico donde también hay pérdida de soluto (sodio), en la hipernatremia en el paciente euvolémico existe pérdida de agua libre, pero el mecanismo de la sed con frecuencia ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.