Skip to Main Content

++

Introducción

++

La enfermedad pélvica inflamatoria (EPI) es una infección polimicrobiana en mujeres, que se caracteriza por inflamación del tracto genitourinario superior y causa cervicitis, endometritis, salpingitis, peritonitis pélvica y absceso tuboovárico.

++

Este trastorno afecta a mujeres jóvenes en edad reproductiva y sexualmente activas. A pesar de que el diagnóstico definitivo es por medio de visualización laparoscópica de las trompas de Falopio con datos de inflamación y pus, la EPI es un diagnóstico clínico que representa un reto diagnóstico. Debido a las secuelas reproductivas que puede ocasionar, se debe tener un alto índice de sospecha de esta entidad.

++

La incidencia de este padecimiento ha cambiado a través de los años; se ha observado una disminución en la incidencia desde la década de 1970 a la fecha, que pudiera estar en relación a la acuciosidad clínica incrementada y al incremento en el tamizaje de Chlamydia trachomatis en fases asintomáticas.

++

Factores de riesgo

++

Los factores de riesgo asociados a este padecimiento son el inicio de actividad sexual a edad temprana y el número de parejas sexuales. Se considera que el ambiente cervicovaginal de una mujer joven aumenta al riesgo de EPI por la presencia de un nuevo ambiente estrogénico y ectopia cervical, la cual favorece una mayor exposición de la zona de transformación del epitelio columnar, lo que facilita la adhesión de C. trachomatis y N. gonorrhoeae.

++

Otros factores de riesgo son el tabaquismo, el uso de drogas ilícitas, uso de duchas vaginales, la falta de uso de métodos anticonceptivos de barrera y la infección previa por C. trachomatis y N. gonorhoeae. El uso de anticonceptivos orales se ha asociado con una menor incidencia de EPI; sin embargo, no es claro si esto se debe a la presencia de menos síntomas o a un subregistro de casos. La asociación entre vaginosis bacteriana y EPI ha sido inconclusa.

++

Etiología

++

La EPI es una infección polimicrobiana ascendente a través del canal endocervical desde el tracto genitourinario inferior, lo que causa enfermedad en el útero, trompas de Falopio y peritoneo. Se origina por dos tipos de microorganismos: patógenos de trasmisión sexual y flora del tracto genital inferior. En estudios previos N. gonorrhoeae era el patógeno aislado con mayor frecuencia (43.6%); sin embargo, su prevalencia ha disminuido a través de los años. C. trachomatis continúa siendo un patógeno frecuentemente aislado. Sin embargo, hasta 30% de los casos de EPI se originan por otra etiología.

++

La flora vaginal de una mujer sana tiene una amplia variedad de bacterias potencialmente patógenas, entre ellas estreptococos, estafilococos, enterobacterias, mycoplasmas y anaerobios, los cuales se encuentran en una proporción menor comparado con Lactobacillus acidophilus bacteria productora de peróxido.

++

Cuando se rompe el ecosistema vaginal, las bacterias anaerobias predominan como Peptostreptococcus spp. y Prevotella spp. Incluso en mujeres en las que se identifica gonorrea o ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.