Skip to Main Content

++

Introducción

++

Los padecimientos urológicos representan en conjunto las causas más frecuentes de atención en un servicio de urgencias. Los procesos urológicos que más a menudo producen situaciones urgentes son dolor, hematuria, retención urinaria, priapismo, gangrena de Fournier y urgencias del prepucio. Tanto las infecciones de vías urinarias como los padecimientos secundarios a traumatismo se tratan en otros capítulos.

++

Dolor en el tracto urinario

++

A causa del tipo de inervación común, el dolor urológico se refiere con frecuencia y por ello deben considerarse siempre otros padecimientos gastrointestinales o ginecológicos. La intensidad del dolor se relaciona con el tiempo de evolución, en especial de la distensión (ya sea vesical en retención o ureteral al pasar un lito). Otros mecanismos de dolor incluyen distensión capsular, isquemia, inflamación e infección.

++

Cólico renoureteral

++

Se define como el cuadro doloroso secundario a dilatación súbita del tracto urinario por obstrucción causada por un cuerpo sólido en su recorrido hacia el exterior (cálculo, coágulo sanguíneo o fragmento desprendido de la papila renal). La intensidad del dolor se relaciona con la rapidez de instauración de la dilatación. Así, dilataciones crónicas por obstrucción progresiva extrínseca o intrínseca pueden pasar inadvertidas y ser hallazgos casuales, y obstrucciones de inicio súbito, en su fase aguda, pueden desencadenar dolor muy intenso.

++

En el diagnóstico diferencial deben incluirse causas urológicas como urolitiasis, obstrucción ureteral causada por un coágulo, papilitis necrosante, trombosis de la vena renal e infarto renal, así como causas no urológicas como colecistitis aguda, apendicitis, diverticulitis, torsión ovárica, obstrucción intestinal y embarazo extrauterino.

++

En el cólico renal el cuadro suele ser de instauración rápida, sin pródromos aparentes. Inicia con dolor intenso que se caracteriza por ondulaciones ocasionadas por las contracciones ureterales intermitentes y aumento de la presión intrarrenal. Cuando la causa radica en la parte superior, el dolor tiende a irradiarse hacia la zona genital de ese lado (escroto en el hombre y labios mayores en la mujer). Si el problema afecta el tercio medio del uréter, la irradiación suele dirigirse hacia el hemiabdomen inferior y la zona inguinal, y cuando se presenta en el tercio inferior tiende a localizarse en la zona suprapúbica e incluso a nivel del meato urinario, y suele acompañarse de síntomas urinarios de almacenamiento (disuria, frecuencia, tenesmo vesical, etcétera).

++

También es frecuente que se presente un gran cuadro vegetativo (náuseas, vómito, diaforesis, etc.). Por lo general, no existe un síndrome febril acompañante, cuya presencia debe hacer pensar en infección renal relacionada o producida por la obstrucción. Como parte del interrogatorio deben valorarse los antecedentes del paciente, como urolitiasis, malformaciones de la vía urinaria o enfermedades relacionadas. En la exploración física a menudo se encuentra a un paciente agitado con dificultad para mantenerse en decúbito. El único dato positivo suele ser dolor a la puñopercusión renal. En cuanto a la pielonefritis, el dolor en flanco es subagudo, constante ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.