Skip to Main Content

++

Hemorragia uterina anormal

++

La hemorragia uterina anormal es un término cuyo espectro de presentación es muy amplio, incluye causas estructurales y sistémicas, complicaciones del embarazo y sangrado disfuncional. Un grupo de investigadores clínicos ha llegado al consenso de establecer un sistema de clasificación que facilite el estudio de esta entidad; es por ello que desde 2009, tras la reunión de Cape Town a la cual asistieron investigadores de 17 países, se establecieron dos grandes rubros con base en la temporalidad:

  • Sangrado uterino anormal crónico. Es una alteración en el volumen, regularidad o tiempo que se ha presentado de manera constante en los últimos seis meses y que en opinión de los expertos no requiere manejo inmediato.

  • Sangrado uterino anormal agudo. Se define como el episodio súbito de pérdida sanguínea que tiene repercusión sistémica importante y que amerita manejo urgente.

++

El ciclo menstrual normal está dividido en dos fases; la primera parte corresponde a la fase folicular, donde mientras los niveles de estrógeno van en aumento, los folículos ováricos maduran y el endometrio prolifera; tras la ovulación, el cuerpo lúteo se encarga de la secreción de estrógeno y también de progesterona, dando inicio a la fase lútea; en ella, el endometrio se prepara para la implantación de un embrión, y si esto no ocurre, el cuerpo lúteo involuciona y los niveles de estrógeno y progesterona descienden con rapidez ocasionando el inicio del sangrado menstrual.

++

Las alteraciones en el ciclo menstrual por lo general aparecen en los extremos de la vida reproductiva, la causa subyacente más común es la duración de la fase folicular, pues aunque es lo que más se ha reportado, sólo 15% de la población femenina tiene un ciclo de 28 días. El tiempo de sangrado promedio es de entre cuatro y seis días con una pérdida diaria aproximada de 30 ml, por lo que concretamente, una duración de siete días o más, o bien la pérdida de más de 80 ml en 24 horas se considera anormal.

++

La misma reunión de Cape Town estableció un sistema de subclasificación con nueve entidades distintas que podrían ser causales de un sangrado anormal; este sistema posteriormente fue aprobado por la junta ejecutiva de la FIGO.

++

El acrónimo empleado para su designación es PALM-COEIN, donde las primeras letras hacen alusión a trastornos estructurales detectables por métodos de imagen e histopatología, mientras que COEIN son entidades que no se pueden definir por ninguno de éstos.

++

Pólipos. Proliferación de tejido epitelial. A menudo son pequeños, asintomáticos y sólo un bajo porcentaje tiene características de neoplasia, sin importar su tamaño o localización pueden contribuir a la aparición del sangrado uterino anormal.

++

Adenomiosis. Condición que se caracteriza por la presencia de glándulas endometriales ectópicas dentro del miometrio en relación con hiperplasia del músculo liso.

++

Leiomiomas, tumores fibroides o miomatosis uterina. Son tumores monoclonales de células ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.