Skip to Main Content

++

Introducción

++

La desnutrición se define como la disminución en la función y composición corporal que puede ser aguda o crónica, asociada o no a un estado inflamatorio. Existen tres tipos: relacionada con baja ingesta energética, con enfermedad de inflamación crónica y con enfermedad de inflamación aguda. Los pacientes que ingresan al servicio de urgencias o unidad de terapia intensiva se deben valorar para determinar si presentan desnutrición, para iniciar apoyo nutricional, ya que estos pacientes (o quienes están en riesgo) tienen más complicaciones, días de estancia hospitalaria y mayor mortalidad.

++

Las consideraciones para iniciar el apoyo nutricional se mencionan en el capítulo 105.

++

Apoyo nutricional estándar

++

Se refiere al apoyo nutricional vía oral, cuando el paciente puede deglutir. Es importante considerar que por lo general el paciente no se puede alimentar vía oral por múltiples causas: ayuno para procedimientos, deterioro del estado de alerta, alteraciones en el mecanismo de la deglución, lesiones o traumatismos en la cavidad oral, apoyo ventilatorio no invasivo o invasivo, etc. El paciente con alteración en la dentición se puede apoyar con las fórmulas especializadas vía oral, siempre y cuando tenga un adecuado mecanismo de deglución.

++

Existen distintos tipos de dietas hospitalarias que se eligen según las necesidades o limitaciones del paciente: líquidos claros, líquidos generales, dieta suave, dieta blanda, dieta estéril, dieta astringente y dieta normal.

++

Apoyo nutricional especializado

++

El apoyo nutricio especializado se refiere a la alimentación administrada vía sonda gástrica/enteral o nutrición parenteral total.

++

Las recomendaciones generales se describen a continuación:

  1. Se debe iniciar en todo paciente con desnutrición (o en riesgo de desnutrición) que no pueda mantener la ingesta calórica vía oral de forma voluntaria.

  2. Se prefiere la nutrición enteral (NET) sobre la nutrición parenteral.

  3. La NET debe iniciar en las primeras 24 a 48 horas y se debe ajustar hacia las metas en las siguientes 48 a 72 horas.

  4. Se debe iniciar nutrición parenteral total (NPT) en las primeras 48 horas si existen contraindicaciones para alimentación enteral.

  5. La dosis de nutrición se debe calcular mediante calorimetría indirecta; si no se dispone del recurso se puede calcular con base en ecuaciones predictivas o a 25 kcal por kg de peso actual por día y 1.2 a 2 g/kg de peso actual por día en pacientes con índice de masa corporal (IMC) menor a 30 kg/m2.

  6. En pacientes con IMC igual o mayor a 30 kg/m2, se recomienda la alimentación hipocalórica-hiperproteica. Se calcula de 22 a 25 kcal/kg de peso ideal por día. El aporte de proteínas debe ser igual o mayor a 2 g/kg de peso ideal por día para pacientes con IMC de 30 a 40 kg/m2; e igual o mayor a 2.5 g/kg de peso ideal por día para pacientes con IMC igual o mayor a 40 kg/m2.

  7. En el paciente ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.