Skip to Main Content

++

Introducción

++

“Si uno le pide a un químico que trate de averiguar qué es una dinamo, lo primero que hará será disolverla en ácido clorhídrico. Un bioquímico molecular, es probable que descompondría la dinamo en piezas, describiendo de manera cuidadosa las vueltas del alambre. Si uno tímidamente le sugiriera que la fuerza que mueve la máquina es, tal vez, un fluido invisible, la electricidad, desplazándose a través de ella, el bioquímico molecular nos rechazaría calificándonos de vitalistas.”

A. Szent-Györgyi, Bioelectronics, 1968

++

La especie humana es espectadora maravillada y única, tal vez, de todo lo que existe. En ausencia de los mecanismos cerebrales que hacen posible el estado consciente, el cosmos sería un teatro inmenso y cambiante, pero sin espectadores. Con la ayuda de muy diversas ciencias (Astronomía, Matemáticas, Física, Geología), podemos reconstruir a grandes rasgos los cambios ocurridos en el Universo durante miles de millones de años, hasta llegar al momento actual. Todo cambia y los seres vivos no somos una excepción. Desde sus inicios hasta el presente, la vida ha ido desenvolviéndose en un espacio de la corteza y atmósfera terrestre que denominamos biosfera. El tema central que integra todos los conocimientos actuales en el ámbito de la Biología es la evolución. Los organismos vivos que contemplamos en la actualidad son el resultado de un proceso de génesis, modificación y selección ocurrido a lo largo de más de 3500 millones de años. Por su parte, el conocimiento más preciso y elaborado que hemos adquirido hasta este momento sobre los seres vivos es el de la naturaleza molecular de la herencia. Frente a esto, los grandes retos de la Biología de nuestro tiempo son los que nos plantean el desarrollo y la cognición. El desarrollo es el mecanismo mediante el cual se forma un ser vivo de una extraordinaria complejidad estructural y funcional a partir de la información contenida en el genoma de su especie. A su vez, el proceso cognitivo es el fruto de la actividad cerebral y su estudio representa —con toda probabilidad— la última frontera a la que ha de acceder la ciencia del siglo xxi. Así pues, el estudio experimental de cómo funciona el organismo humano, sobre todo en lo que respecta a los procesos que hacen posible las funciones superiores del cerebro, es objeto de interés particular y se sitúa en los límites de las teorías del conocimiento. Dado que nuestro cerebro está construido con el mismo material que compone el Universo, parece razonable que si somos capaces de entender éste también con el tiempo entenderemos aquél.

++

¿Qué función representa o cuál es el sitio de la Fisiología en el estudio de los seres vivos? Aristóteles llamó fisiólogos a los seguidores de la escuela filosófica de Mileto, porque éstos pensaban que todo lo que existe (phýsis: naturaleza, lo que surge o brota) está insuflado por un idéntico espíritu creador y, más importante, que la Naturaleza es ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.