Skip to Main Content

++

Introducción

++

La producción diaria de eritrocitos, plaquetas y granulocitos en el adulto normal es de alrededor de 3 × 109, 2.5 × 109 y 1 × 109 por kilogramo de peso corporal, respectivamente. La médula ósea (MO) se encarga también de la producción de monocitos y macrófagos, así como de linfocitos y células plasmáticas. Se ha estimado que el peso aproximado de la MO hematopoyéticamente activa es de 1 000 g y que ésta se distribuye en la pelvis (34%), vértebras (28%), cráneo y mandíbula (13%), esternón y costillas (10%), húmeros, escápulas y clavículas (8%), y en los fémures (4%). La hemopoyesis o hematopoyesis se puede definir como la serie de fenómenos concatenados que se inician a nivel de la célula tronco hematopoyética (CTH) con la autorrenovación, seguidos de diferenciación y maduración, culminando con la producción de elementos formes sanguíneos funcionales. Se considera la diferenciación como la secuencia de hechos genéticos que permiten a una célula sintetizar productos específicos, los cuales le confieren potencialidad para determinada función. La maduración es la secuencia de fenómenos bioquímicos y morfológicos iniciados por la diferenciación y que confieren capacidad funcional a la célula.

++

El avance cognoscitivo en esta área de la biología se deriva en gran medida de estudios en animales, en particular en roedores, y algunos de estos hallazgos se han confirmado en el humano con el uso terapéutico del trasplante de células hemopoyéticas y mediante ensayos in vitro conocidos como unidades formadoras de colonias (UFC).

++

Célula tronco hematopoyética

++

La embriología muestra que la sangre se origina en el tejido mesodérmico y los estudios morfológicos sugieren que el hemangioblasto es precursor común de los linajes endotelial y hemopoyético. En embriones de mamíferos se pensó, originalmente, que las CTH adquirían su potencialidad biológica en las islas sanguíneas del saco vitelino para después migrar y colonizar el hígado fetal y asentarse al final de la gestación en su sitio definitivo, la MO. Sin embargo, cuando se estudian embriones humanos se observa que entre la cuarta y sexta semanas después de la concepción se identifican CTH primero en la región aorta-gónada-mesonefros (AGM) y poco después en el saco vitelino (figura 22-1).

++
Figura 22-1

Sitios generadores de CTH en el embrión. Las primeras CTH se generan en la aorta dentro de la región conocida como AGM (aorta-gónada-mesonefros) para después migrar al saco vitelino, cordón umbilical, hígado y placenta.

Graphic Jump Location
++

Las propiedades que definen a la CTH son su capacidad de autorrenovación, la que resulta en progenies con las mismas características de la CTH, y la de dar origen a todos los elementos formes sanguíneos, que incluyen los de la serie mieloide como eritrocitos, granulocitos (neutrófilos, eosinófilos y basófilos), mastocitos, monocitos/macrófagos y plaquetas, así como los linfocitos T y B y células plasmáticas. En cultivo, empleando células ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.