Skip to Main Content

++

El agua como solvente en los seres vivos

++

El agua es el principal componente de los seres vivos. En general se puede aceptar que la mitad o un poco más de la mitad del peso de un ser vivo, corresponde con el agua; el resto corresponde con sólidos. Por lo tanto, el cuerpo humano se puede considerar como una disolución acuosa, en la cual el agua constituye el solvente y las sustancias orgánicas e inorgánicas los solutos. Toda el agua que conforma un organismo vivo se denomina agua corporal total (ACT).

++

Factores que determinan el ACT

++

El ACT puede ser expresada de varias formas, la más útil de ellas es la relación entre el peso corporal total y el porcentaje o la proporción de agua. Un adulto normal presenta un contenido de ACT que fluctúa entre 50 y 70% de su peso corporal, en promedio 60%. El porcentaje restante del peso, entre 30 y 50%, son solutos. Sin embargo, la proporción de ACT no es constante durante toda la vida, varía con dos condiciones fisiológicas básicas que deben ser tenidas en cuenta siempre: edad y sexo (figura 27-1).

++
Figura 27-1

Variaciones en el contenido de ACT y solutos relacionadas con la edad y el sexo.

Graphic Jump Location
++

La edad: La proporción de agua corporal, con relación al peso, disminuye con el aumento de la edad. La mayor proporción de agua en el humano se encuentra en las primeras semanas de desarrollo embrionario, cuando el 90% del peso del embrión es agua. El recién nacido muestra una proporción de agua ligeramente menor que el embrión, debido al desarrollo celular que se ha presentado durante la vida intrauterina y varía entre 75 y 80% de su peso. A medida que aumenta la edad, el ACT continúa en disminución. Hacia el tercer mes de vida posnatal, el ACT se acerca al 70% del peso del lactante. Durante la primera y la segunda infancia, la proporción de ACT está casi sólo en función del estado nutricional y la constitución física del niño. Cuando se inicia la secreción de hormonas sexuales durante la adolescencia, se establecen las diferencias debidas al sexo, las cuales permanecen durante años con pequeñas variaciones relacionadas con el contenido de tejido graso. Con el proceso del envejecimiento, muchas funciones declinan y se presentan cambios inherentes a la edad, como la caída progresiva de la secreción hormonal, desecación de los tejidos, disminución de la actividad física acompañada de pérdida del trofismo muscular (hipotrofia muscular), etc. Estos cambios conducen a una pérdida adicional del 5% del agua corporal total.

++

El sexo: Por la acción metabólica de las hormonas sexuales, aparecen diferencias importantes entre hombres y mujeres al iniciarse la adolescencia. Estos cambios incluyen la composición hídrica: los andrógenos, estimulan la síntesis proteica, ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.