Skip to Main Content

++

Anatomía funcional

++

La pleura es la membrana serosa que cubre el pulmón y la cara interior de la cavidad torácica. Se divide en pleura visceral —que cubre la parte exterior del pulmón y las cisuras interlobares— y pleura parietal —que cubre la parte interna de la pared torácica, el diafragma y el mediastino—. La pleura parietal está formada por una estructura irregular de tejido conjuntivo, cubierto por una sola capa de células mesoteliales. En el interior de la capa conjuntiva de la pleura parietal hay vasos sanguíneos y linfáticos junto con lagunas linfáticas, que permiten el movimiento de líquido desde el espacio pleural al interior de los linfáticos. Las lagunas linfáticas están conectadas con la cavidad pleural por aberturas redondeadas u ovaladas de 2 a 6 μm de diámetro llamadas estomas, que se localizan sobre todo en la pleura parietal mediastínica y diafragmática. En el humano, la pleura visceral se compone de dos capas, mesotelial y conjuntiva, separadas por una capa densa de tejido conjuntivo, además, está irrigada por la circulación sistémica a través de las arterias bronquiales. La función primordial de las capas pleurales es facilitar el movimiento del pulmón en el interior de la caja torácica durante la respiración, aunque en estudios clínicos y experimentales no se ha encontrado asociación entre la sínfisis pleural con alguna alteración significativa de la función pulmonar. La pleura visceral puede incluso proporcionar un soporte mecánico al pulmón, con lo que contribuye a mantener la forma del mismo, limita su expansión y favorece la retracción.

++

Fisiología pleural

++

Durante la relajación, la presión retráctil del pulmón y la presión expansiva de la caja torácica, de signo opuesto, producen una presión negativa entre la pleura visceral y parietal, que recibe el nombre de presión pleural. La presión pleural se puede obtener de forma directa, al insertar un dispositivo en la cavidad pleural, o indirecta, mediante la obtención de un equivalente como la presión esofágica. La presión pleural durante la respiración normal suele ser negativa, es decir, subatmosférica y no es uniforme en las diferentes zonas de la pleura. Los valores menores se producen en el ápice, con aumentos cercanos a 0.3 cmH2O por cada centímetro en sentido caudal, de lo cual resulta una diferencia de presión, con el tórax en situación vertical, de unos 8 cmH2O entre ápice y base. La presión pleural se hace menor durante la inspiración (por aumento de la presión retráctil pulmonar y descenso de la presión de vía aérea) y mayor durante la espiración (por mecanismos opuestos a los anteriores). En espiración forzada puede ser superior a 0 y en casos patológicos colapsar la vía aérea distal (véase capítulo 46).

++

La diferencia entre la presión alveolar y la pleural se denomina presión transpulmonar, la cual permite la distensión y aumento de volumen del pulmón. Dado que la presión alveolar es uniforme y que la presión pleural se hace ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.