Skip to Main Content

++

Regulación de la ingestión de comida y peso corporal

++

El peso corporal depende de la ingestión de comida y el gasto de energía producido por el organismo. La ingestión de comida depende en parte de señales que reflejan un estado de privación fisiológica. Un ejemplo de tal situación de control homeostático es la sensación de hambre y la correspondiente ingestión de alimentos que ocurre en respuesta a una concentración baja de glucosa en plasma (hipoglucemia) o una tasa alta de utilización de este glúcido. Sin embargo, la ingestión de alimentos también depende de factores no homeostáticos, como el sabor de la comida y la variedad de los alimentos. Esto último se demuestra tanto en seres humanos como en animales de experimentación, con los que se comprueba que ante una gran variedad de alimentos de buen aspecto y sabor se ingiere más cantidad de la que es necesaria para que el organismo supla sus necesidades de energía. Por otra parte, el gasto energético es dependiente de la tasa de metabolismo basal, el cual puede aumentar si se incrementa la ingestión de alimentos o disminuir durante su reducción y con ello contribuir al mantenimiento de un peso corporal estable. Otro factor que influye de modo importante en la pérdida de energía por el organismo es el ejercicio físico. Por último, hay padecimientos que están asociados con un aumento de peso corporal (obesidad); en este rubro se encuentra la hipertensión y en general las enfermedades cardiovasculares, hipercolesterolemia y otras. También la obesidad está asociada con algunas carencias de la función reproductora y con ciertos tipos de cáncer. En este capítulo se describen los diferentes controles homeostáticos y no homeostáticos que controlan la ingestión de alimentos, así como los factores que influyen en la pérdida de energía por el organismo. Con ello se tendrá una visión clara de cómo se controla el peso corporal desde el punto de vista fisiológico, lo que permitirá entender mejor su patología.

++

Señales fisiológicas relacionadas con el control de la ingestión de alimentos

++

Diferentes tipos de señales fisiológicas parecen operar como mecanismos homeostáticos para mantener una ingestión de alimentos adecuada a los cambios que ocurren en el medio interno. Entre las diferentes hipótesis que han cobrado una importancia experimental suficiente se encuentran las siguientes.

++

Hipótesis glucostática

++

Estudios experimentales parecen indicar que un descenso en la disponibilidad de glucosa, como el que se produce tras inyecciones de altas dosis de insulina con la consecuente producción de hipoglucemia o tras inyecciones de un análogo no metabolizable de la glucosa, como es la 2-desoxiglucosa (2DG) (con el descenso real de consumo de glucosa por las células), puede producir hambre. Al contrario, la administración de glucosa (junto con insulina, para facilitar su transporte a las células) reduce la ingestión de alimentos en animales hambrientos. Junto a ello es interesante destacar el hecho de que, al menos en las ratas, la concentración de ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.