Skip to Main Content

++

Definición de envejecimiento

++

Es factible definir al envejecimiento como la suma de todos los cambios que ocurren en un organismo con el paso del tiempo y que conducen a pérdidas funcionales, así como a la muerte. Esta definición apunta hacia la idea de establecer mecanismos fisiológicos comunes entre el desarrollo y el envejecimiento. De hecho, el envejecimiento puede entenderse mejor desde el prisma del desarrollo.

++

Un problema fundamental y relacionado con la definición del envejecimiento, es la determinación del momento en el cual empieza éste. Se puede considerar que el envejecimiento empieza a partir del momento en el que termina el desarrollo. El comienzo del envejecimiento debe tomarse como un parámetro relativo. Una atleta dedicada a la gimnasia rítmica puede considerarse “mayor” a la edad de 25 años; sin embargo, para la mayoría de las actividades de la vida, no es posible considerar que esta persona sea vieja. Se considera que el envejecimiento se manifiesta a partir del momento de la máxima vitalidad: alrededor de los 30 años en la especie humana. En cualquier caso la mayoría de los autores coinciden en señalar que cuando termina el proceso del desarrollo somático, empieza el proceso del envejecimiento.

++

El estudio del envejecimiento se complica por el hecho conocido como envejecimiento diferencial: no todos los individuos envejecen al mismo ritmo ni todos los órganos y sistemas del mismo individuo lo hacen a la vez. Existe un envejecimiento diferencial entre individuos de la misma especie y entre órganos del mismo individuo. Se describe este envejecimiento diferencial más adelante, en este mismo capítulo (figura 93-1).

++
Figura 93-1

Evolución de varios parámetros fisiológicos. No todos envejecen a la misma velocidad: envejecimiento diferencial.

Graphic Jump Location
++

Un aspecto importante, desde el punto de vista celular es el siguiente: para algunos autores, sólo envejecen las células posmitóticas, es decir, las que han perdido la capacidad de dividirse. Sin embargo Hayflick en el decenio 1960-1969 en estudios ya clásicos, utilizando células en cultivo, determinó que el número de divisiones que puede sufrir una célula está determinado genéticamente y definió el “límite de Hayflick” como el máximo número de divisiones que pueden darse en una célula antes de que ésta degenere y muera (véase más adelante en este mismo capítulo). En forma análoga, parece ser que la longevidad máxima de una especie está de manera genética determinada. En la especie humana, alrededor de unos 120 años. No hay registros adecuados de la longevidad máxima en nuestra especie. En algunas aldeas del Cáucaso, en Siberia y en algunos poblados andinos en el Ecuador, se ha informado de la existencia de personas de 130 años, y aún más. Sin embargo, la edad de estas personas no está claramente documentada y, de momento debe cifrarse en unos 120 años la máxima longevidad de nuestra especie.

++

Un concepto relacionado y, ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.