Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

En este capítulo y en el siguiente sobre envejecimiento, se analizarán los efectos del crecimiento, la maduración y la senectud en el sistema nervioso. Son expuestos en detalle porque algunos aspectos de las enfermedades del sistema nervioso adquieren significado sólo cuando se les mira con el trasfondo de estos cambios naturales propios del envejecimiento. Las enfermedades del desarrollo del sistema nervioso, como malformaciones, defectos genéticos y otras formas de daño que se adquieren durante la vida intrauterina, se abordan en el capítulo 38.

++

ETAPAS DEL DESARROLLO NORMAL

++

Para establecer una escala biológica del tiempo del desarrollo humano es indispensable observar a un gran número de personas normales de edades conocidas y someterlas a pruebas para medir aspectos de sus conductas. Debido a que en un mismo individuo varía el ritmo de desarrollo, también es importante estudiar el crecimiento y desarrollo de un solo sujeto durante un tiempo prolongado. Si se desea establecer una relación entre dichas observaciones y las etapas del desarrollo neuroanatómico, los datos clínicos y morfológicos tienen que expresarse en unidades equivalentes. En las etapas iniciales de la vida es difícil asignar periodos muy precisos de edad, por la dificultad de fijar el momento de la concepción. El periodo promedio de gestación humana es de 40 semanas (280 días), pero el nacimiento con sobrevivencia puede ocurrir desde la semana 24 o hasta la 49 (un intervalo de casi cinco meses), y el grado de desarrollo del sistema nervioso varía con cada caso.

++

Después del nacimiento, cualquier aspecto particular de la conducta o diferenciación estructural debe tener siempre dos puntos de referencia: 1) una parte específica de la conducta que ya se ha logrado y 2) unidades del tiempo cronológico o duración de la vida del organismo. La escala cronológica o biológica adquiere importancia especial durante el principio de la vida prenatal. Durante ese periodo, el desarrollo prosigue a un ritmo tan rápido que cualquier cantidad mínima de tiempo importa y el organismo parece cambiar literalmente día con día. Durante la lactancia, el ritmo del desarrollo se hace un poco lento, pero sigue siendo muy rápido si se compara con la infancia.

++

Para el neurólogo es conveniente organizar los conocimientos del desarrollo normal y las enfermedades en torno a la secuencia cronológica del crecimiento y desarrollo humanos que se indican en los cuadros 28-1 y 28-2. Además, en la última década ha habido avances asombrosos en el conocimiento de la genética y control molecular del desarrollo neural. El tema en cuestión se aborda en el capítulo 38.

++
Table Graphic Jump Location
Cuadro 28-1

CRONOLOGÍA DE LAS ETAPAS DEL CRECIMIENTO Y EL DESARROLLO HUMANOS

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.