Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

Entre los trastornos nutricionales, los del sistema nervioso ocupan una posición de interés e importancia especiales. Los primeros estudios del beriberi, a comienzos del siglo xx, posibilitaron en gran medida el descubrimiento de la tiamina y, en consecuencia, el establecimiento del concepto moderno de las enfermedades por deficiencia. Una serie de adelantos notables en la ciencia de la nutrición siguió al descubrimiento de las vitaminas. A pesar de este progreso, varias enfermedades por carencia nutricional (y en particular las del sistema nervioso) aún representan un problema de salud mundial de proporciones importantes. En algunas comunidades en desarrollo, en las que la dieta consiste sobre todo en arroz muy refinado, aún se observa una alta incidencia de beriberi. En otros países en desarrollo las enfermedades por deficiencia son endémicas, resultantes de privación dietética crónica; es un dato alarmante advertir los efectos finales que tiene la inanición masiva e intermitente en el sistema nervioso en grandes regiones del continente africano.

++

Para muchos médicos de Estados Unidos y otros países, es desconcertante que aún surjan enfermedades por deficiencias en dicha nación y otras zonas de países desarrollados; en alguna medida, tal situación es atribuible a la prevalencia del alcoholismo. Las causas hasta cierto punto menos frecuentes son las modas dietéticas y los trastornos de la absorción de nutrientes dietéticos, que ocurren en pacientes con esprúe celiaco, anemia perniciosa o exclusión quirúrgica de partes del tubo digestivo para el tratamiento de la obesidad y síndromes consuntivos de cáncer y sida. Por último, están las deficiencias yatrógenas inducidas por el empleo de antagonistas de las vitaminas o ciertos fármacos, como la hidrazida del ácido nicotínico (isonicotinic acid hydrazide, INH), que se utiliza para tratar la tuberculosis e interfiere con la función enzimática de la piridoxina o metotrexato.

++

Generalidades

++

El término deficiencia se emplea en todo este capítulo en su sentido estricto para designar los trastornos resultantes de la falta de uno o varios nutrientes esenciales en la dieta o de un factor condicionante que incrementa la necesidad de ellos. Los más importantes de éstos son las vitaminas, de manera más específica los miembros del grupo B: tiamina, ácido nicotínico, piridoxina, ácido pantoténico, riboflavina, ácido fólico y cobalamina (vitamina B12). Sin embargo, algunas enfermedades por deficiencia no dependen de la ausencia de una sola vitamina. Por lo común se identifican los defectos de deficiencias de varias de ellas (las excepciones notables serían la deficiencia de tiamina que ocasiona enfermedad de Wernicke y la degeneración combinada subaguda [SCD] de la médula, como resultado de hipovitaminosis B12).

++

Aún más, las enfermedades de origen nutricional que se manifiestan en el sistema nervioso no comprenden sólo la privación de vitaminas. Los signos generales de desnutrición, como anormalidades circulatorias y pérdida de grasa subcutánea y masa muscular, suelen presentarse juntos, en cambio, una carencia total de vitaminas, como en la inanición, rara vez se acompaña de los ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.