Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

En la sociedad moderna el exceso en el consumo de alcohol produce muchos problemas, cuya importancia puede juzgarse a partir de la atención constante que recibe en las publicaciones contemporáneas, sean literarias o científicas. Estos problemas pueden dividirse en tres categorías: psicológica, médica y sociológica. El principal problema psicológico consiste en saber por qué la persona bebe en exceso, a menudo por completo consciente de que su acción tendrá como resultado lesión física e incluso la muerte. El problema médico incluye todos los aspectos de la adicción al alcohol y el desarrollo del hábito, así como todas las enfermedades que derivan del consumo excesivo de alcohol. El problema sociológico implica todos los efectos del consumo sostenido sobre el trabajo, la familia y la comunidad a que pertenece el paciente. Es posible formarse alguna idea sobre la gran dimensión de estos problemas a partir de las cifras que aporta la oficina del Health and Human Services, que indican que hasta 40% de los pacientes con afecciones médicas y quirúrgicas tiene problemas relacionados con el alcohol, y este grupo genera 15% del total de los costos de atención de la salud. Varios censos sugieren una tasa de dependencia de alcohol de 3 a 5.5% en los adultos. Un mínimo de 3% de las muertes en Estados Unidos puede atribuirse a causas relacionadas con el alcohol. Resulta más impactante, aunque no es del todo sorprendente, el hecho de que la intoxicación por alcohol explique alrededor de 45% de los accidentes letales, en vehículo automotor y 22% de los accidentes en bote. No se requiere de mucha imaginación para vislumbrar los destrozos que propicia el alcohol, entre los que cabe mencionar el suicidio, los accidentes, el crimen, la enfermedad mental y física, y la alteración de la vida familiar. Por último, no es fácil separar los problemas causados por el consumo excesivo de alcohol entre sí.

++
Causas del alcoholismo
++

La causa del alcoholismo como una adicción sigue siendo oscura, como lo es para otras formas de dependencia y adicción, no obstante resulta claro que están implicados factores ambientales, culturales y genéticos. No se ha demostrado que exista un solo tipo de personalidad que permita predecir de manera confiable quién se volverá adicto al alcohol. De manera semejante, no existe un aspecto particular del metabolismo del alcohol capaz de explicar el desarrollo de la adicción, con la posible excepción de la deshidrogenasa del aldehído (véase más adelante). Algunas personas beben de manera excesiva y se vuelven alcohólicas en respuesta a la depresión o a un problema personal o familiar que les trastorna de forma profunda, pero éste no es el caso en la mayoría. El alcoholismo puede desarrollarse como reacción a una enfermedad depresiva, más a menudo en mujeres y menos en varones, pero la depresión es consecuencia del alcoholismo con una frecuencia mucho mayor. Sin duda, las influencias sociales y culturales son importantes en el origen del alcoholismo, ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.