Skip to Main Content

++

Introducción

++

Image not available.

++

Diagrama de cintas de una molécula de mhc clase I de humano (azul) con un péptido que llena espacio (anaranjado) mantenido en el surco de unión.

  • La estructura y función de las moléculas de mhc

  • Organización general y herencia del mhc

  • Función del mhc y patrones de expresión

  • La vía endógena de procesamiento y presentación de antígeno

  • La vía exógena de procesamiento y presentación de antígeno

  • Presentación cruzada de antígenos exógenos

  • Presentación de antígenos no peptídicos

++

Si bien tanto las células T como las células B usan moléculas de superficie para reconocer antígeno, logran esto de maneras muy diferentes. En contraste con anticuerpos o receptores de células B, que pueden reconocer antígenes directamente, los receptores de células T sólo reconocen fragmentos de antígeno que están posicionados sobre la superficie de otras células. Estos fragmentos de antígeno son mantenidos dentro del surco de unión de una proteína de superficie celular llamada la molécula del complejo mayor de histocompatibilidad (mhc), codificada por una agrupación de genes denominados en conjunto el locus de mhc. Estos fragmentos son generados dentro de la célula después de digestión de antígeno y el complejo del péptido antigénico más la molécula de mhc a continuación aparece sobre la superficie celular. De este modo, las moléculas de mhc actúan como un recipiente de superficie celular para sostener y desplegar fragmentos de antígeno de modo que las células T que se aproximan puedan unirse con este complejo molecular por medio de sus receptores de célula T.

++

El mhc se denominó así por el hecho de que los genes en esta región codifican para proteínas que determinan si un tejido trasplantado entre dos individuos será aceptado o rechazado. La investigación pionera de Benacerraf, Dausset y Snell ayudó a caracterizar las funciones controladas por el mhc, de manera específica, el destino de los órganos trasplantados, y las respuestas inmunitarias a antígeno, lo que dio lugar al que se otorgara a los tres el Premio Nobel en Medicina y Fisiología de 1980 (cuadro 1-2). Estudios de seguimiento efectuados por Rolf Zinkernagel y Peter Doherty ilustraron que las proteínas codificadas por estos genes desempeñan un papel trascendental en la inmunidad adaptativa al mostrar que las células T reconocen proteínas del mhc, así como antígeno. Estudios estructurales realizados por Don Wiley y otros mostraron que diferentes proteínas del mhc se unen a diferentes fragmentos de antígeno y los presentan. Hay muchos alelos de casi todos los genes que codifican para el mhc, y los alelos específicos que una persona hereda desempeñan un papel importante en la susceptibilidad a enfermedad, incluso la aparición de autoinmunidad. Los mecanismos mediante los cuales esta familia de moléculas ejerce una influencia tan fuerte sobre el desarrollo de la inmunidad a casi todos los tipos de antígenos se ha convertido en un importante tema en la inmunología, y ha llevado el estudio del mhc más allá ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.