Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

Los médicos tienen una gran variedad de modalidades radiológicas a su disposición para ayudarlos a establecer un diagnóstico sin penetración corporal. A pesar de la introducción de modalidades de imagenología muy especializadas, los estudios radiológicos como las placas de tórax y la ecografía aún desempeñan una función vital en la estrategia diagnóstica para la atención del paciente. La mayor parte de las instituciones cuenta con tomografía computarizada (CT) para realizar estudios urgentes, invaluable para la valoración inicial de los pacientes con traumatismos, sospecha de hemorragia en el sistema nervioso central (SNC) o enfermedad vascular cerebral (apoplejía) isquémica. Las imágenes por resonancia magnética (MRI, MR) y las técnicas relacionadas (angiografía por MR, MRI funcional, espectroscopia por MR) brindan una resolución notable de muchos tejidos, incluidos cerebro, sistema vascular, articulaciones y la mayoría de los órganos grandes. Los estudios con radionúclidos, lo que incluye a la tomografía por emisión de positrones (PET) pueden proporcionar valoración funcional de órganos o de regiones específicas en los órganos. La combinación de PET con MRI o CT proporciona imágenes muy informativas sobre la ubicación y configuración de las lesiones con actividad metabólica, como los cánceres. Cada vez más se está capacitando a los médicos internistas en el uso de ecografía para reconocer nódulos tiroideos, ruidos cardiacos y anomalías abdominales.

++

En este capítulo se revisan las indicaciones y utilidad de los estudios radiológicos que los internistas utilizan con mayor frecuencia.

++

RADIOGRAFÍA TORÁCICA (FIG. 2-1)

++
FIGURA 2-1

Radiografía torácica normal, revisión anatómica. 1. Tráquea. 2. Carina. 3. Aurícula derecha. 4. Hemidiafragma derecho. 5. Botón aórtico. 6. Hilio izquierdo. 7. Ventrículo izquierdo. 8. Hemidiafragma izquierdo (con burbuja gástrica). 9. Espacio retroesternal. 10. Ventrículo derecho. 11. Hemidiafragma izquierdo (con burbuja gástrica). 12. Bronquio del lóbulo superior izquierdo.

Graphic Jump Location
++

  • Puede obtenerse con rapidez y debe ser parte de la valoración estándar en pacientes con molestias cardiopulmonares.

  • Puede identificar trastornos que ponen en peligro la vida, como neumotórax, neumoperitoneo, edema pulmonar y disección aórtica.

  • Casi siempre es normal en pacientes con embolia pulmonar aguda.

  • Debe repetirse luego de cuatro a seis semanas en pacientes con neumonía aguda para documentar la resolución del infiltrado radiográfico.

  • Se usa junto con la exploración física para apoyar el diagnóstico de insuficiencia cardiaca congestiva. Los hallazgos radiográficos que respaldan el diagnóstico de insuficiencia cardiaca incluyen cardiomegalia, cefalización, líneas B de Kerley y derrames pleurales.

  • Debe obtenerse todos los días en pacientes intubados para corroborar la posición de la cánula endotraqueal y descartar el barotrauma.

  • Ayuda a identificar la enfermedad alveolar o de la vía aérea. Los datos radiográficos de estas enfermedades incluyen opacidades heterogéneas y broncograma aéreo.

  • Ayuda a documentar la naturaleza libre de los derrames pleurales. Deben obtenerse proyecciones en decúbito para descartar loculación del líquido pleural antes de intentar su extracción.

++

RADIOGRAFÍA ABDOMINAL

++

...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.