Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

ESTUDIO DEL PACIENTE Dolor

El dolor es el síntoma más común que lleva al paciente a solicitar atención médica. El tratamiento depende de la identificación de la causa, la resolución de sus factores desencadenantes y agravantes, y de la provisión de su alivio rápido siempre que sea posible. El dolor puede ser de origen somático (piel, articulaciones, músculos), visceral o neuropático (lesiones en nervios, tractos en la médula espinal o tálamo). En el cuadro 5-1 se resumen las características de cada variante.

Dolor neuropático Causado por el daño a las vías nociceptivas centrales o peroféricas. Definiciones. Neuralgia: dolor en la distribución de un solo nervio, como la neuralgia del trigémino. Disestesia: sensaciones anormales espontáneas y desagradables. Hiperalgesia e hiperestesia: respuestas exageradas a un estímulo nociceptivo o táctil, respectivamente. Alodinia: percepción de los estímulos mecánicos ligeros como dolorosos, como cuando la vibración induce una sensación de dolor. La disminución de la percepción del dolor se denomina hipoalgesia, y la ausencia de la misma, analgesia. Causalgia es el dolor ardoroso intenso continuo con límites mal definidos y que se acompaña de disfunción del sistema nervioso simpático (transpiración, cambios vasculares, cutáneos y capilares [distrofia simpática]) que ocurre después de una lesión en un nervio periférico.

La sensibilización se refiere al descenso del umbral para la activación de nociceptores primarios después de su estimulación repetida en tejidos dañados o inflamados; participan los mediadores inflamatorios. La sensibilización contribuye a la hipersensibilidad, el dolorimiento y la hiperalgesia (como en la quemadura solar).

El dolor referido se produce por la convergencia de señales sensitivas provenientes de la piel y las vísceras en las mismas neuronas espinales que transmiten sus señales dolorosas al cerebro. Por esta convergencia, las señales de estructuras profundas se perciben en forma errónea en una región de la piel inervada por el mismo segmento espinal.

Dolor crónico Este problema a menudo es difícil de diagnosticar y podría parecer que los pacientes tienen alguna perturbación emocional. Varios factores pueden causar, perpetuar o exacerbar el dolor crónico: 1) una enfermedad dolorosa para la cual no hay curación (p. ej., artritis, cáncer, migraña, neuropatía diabética); 2) factores neurales desencadenados por alguna enfermedad somática, que persiste una vez resuelta ésta (p. ej., daño a nervios sensitivos o simpáticos); 3) trastornos psicológicos. Debe prestarse atención especial a los antecedentes médicos y la depresión. La depresión mayor es frecuente, tratable y en potencia letal (suicidio).

++
Table Graphic Jump Location
CUADRO 5-1

Características del dolor somático y neuropático

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.