Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

El desarrollo agudo de edema pulmonar alveolar que pone en peligro la vida a menudo se debe a uno o más de lo siguiente:

++

  1. Aumento de la presión hidrostática en los capilares pulmonares (insuficiencia ventricular izquierda, estenosis mitral).

  2. Desencadenantes específicos (cuadro 13-1) que derivan en el edema pulmonar cardiógeno en pacientes con insuficiencia cardiaca previa compensada o sin antecedentes cardiacos.

  3. Aumento de permeabilidad de la membrana alveolocapilar (edema pulmonar no cardiógeno). Para conocer las causas frecuentes, véase el cuadro 13-2.

++
Table Graphic Jump Location
CUADRO 13-1

Desencadenantes del edema pulmonar agudo

++
Table Graphic Jump Location
CUADRO 13-2

Causas frecuentes de edema pulmonar no cardiógeno

++

MANIFESTACIONES FÍSICAS

++

El paciente se ve grave, a menudo diaforético, sentado en posición erguida, taquipneico, puede presentar cianosis. Estertores pulmonares bilaterales, a veces se escucha un tercer ruido cardiaco. Puede ocurrir esputo espumoso y teñido con sangre.

++

LABORATORIO

++

Los gases en sangre arterial tempranos muestran disminución de PaO2 y PaCO2. Con la insuficiencia respiratoria progresiva, aparece hipercapnia con acidemia progresiva. La radiografía torácica muestra redistribución vascular, opacidad difusa en los campos pulmonares con apariencia perihiliar “en mariposa”.

++

TRATAMIENTO EDEMA PULMONAR AGUDO

Es indispensable el tratamiento intensivo inmediato para que el sujeto sobreviva. En caso de edema pulmonar cardiógeno, se realiza, en forma tan simultánea como sea posible, las siguientes medidas:

  1. Administración de O2 al 100% a través de mascarilla para alcanzar un PaO2 >60 mmHg; si no resulta adecuado, utilizar ventilación con presión positiva a través de mascarilla facial o nasal y si es necesario, proceder a intubación endotraqual.

  2. Reducir la precarga:

    1. Posición sentada para disminuir el retorno venoso, si no son hipotensos.

    2. Diurético de asa intravenoso (p. ej., furosemida, inicialmente 0.5 a 1.0 mg/kg); administrar una dosis más baja si el paciente no recibe diuréticos en forma crónica.

    3. Puede administrarse nitroglicerina (sublingual 0.4 mg × 3 c/5 min) seguida de 5 a 20 µg/min IV de ser necesario.

    4. Morfina 2 a 4 mg IV (repetida); valorar con frecuencia en busca de hipotensión ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.