Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

Las infecciones intraabdominales son resultado de la desorganización de las barreras anatómicas normales. Los microorganismos contenidos en el intestino o un órgano abdominal penetran en la cavidad peritoneal estéril, provocando peritonitis, o la formación de un absceso si la infección se deja sin tratamiento y el paciente sobrevive.

++

PERITONITIS

++

La peritonitis es una enfermedad grave que a menudo se acompaña de bacteremia y septicemia. La peritonitis primaria carece de una causa aparente, mientras que la secundaria se debe al derramamiento de una víscera abdominal; los microorganismos causales y el cuadro clínico de ambos padecimientos son distintos.

++

PERITONITIS BACTERIANA PRIMARIA (ESPONTÁNEA)

++

  • Epidemiología: la peritonitis bacteriana primaria (PBP) es más frecuente en los pacientes con cirrosis (casi siempre por alcoholismo) y ascitis preexistentes, pero sólo ≤10% de ellos la padece. Este tipo de peritonitis también se describe en otras circunstancias (p. ej., cáncer, hepatitis).

  • Patogenia: la causa de la PBP es la diseminación hematógena de los microorganismos hacia el líquido de ascitis en los pacientes con una enfermedad hepática y circulación portal anormal, que alteran la función de filtración del hígado.

  • Microbiología: los microorganismos causales más frecuentes son bacilos gramnegativos como Escherichia coli o grampositivos como estreptococo, enterococo y neumococo.

    • – Por lo general se aísla un solo microorganismo.

    • – Cuando se identifica una infección polimicrobiana es necesario reconsiderar el diagnóstico de PBP y buscar la causa de la peritonitis secundaria.

  • Manifestaciones clínicas: algunos pacientes sufren dolor abdominal agudo o signos de irritación peritoneal, pero otros sólo refieren síntomas inespecíficos no circunscritos (p. ej., malestar general, fatiga, encefalopatía). Es frecuente encontrar fiebre (alrededor de 80% de los pacientes).

  • Diagnóstico: la PBP se diagnostica cuando la muestra de líquido peritoneal contiene >250 PMN/µL.

    • – La productividad del cultivo mejora si se coloca un volumen de 10 mL de líquido peritoneal directamente en los frascos para hemocultivo.

    • – Es necesario realizar hemocultivos porque la bacteremia es frecuente.

  • Prevención: hasta 70% de los pacientes padece una recurrencia de PBP durante el primer año. La profilaxia con fluoroquinolonas (p. ej., ciprofloxacina, 750 mg semanales) o trimetoprim-sulfametoxazol (TMP-SMX; una tableta diaria de doble potencia) reduce esta frecuencia a 20% pero con el tiempo, aumenta el riesgo de una infección grave por estafilococo.

++

TRATAMIENTO PERITONITIS BACTERIANA PRIMARIA (ESPONTÁNEA)

La administración de una cefalosporina de tercera generación (p. ej., ceftriaxona, 2 g IV c/24 h; o cefotaxima, 2 g IV c/8 h) o piperacilina/tazobactam (3.375 g diarios IV) constituye el tratamiento empírico adecuado.

  • El espectro del régimen se reduce una vez que se identifica la causa.

  • El tratamiento se prolonga cuando menos por cinco días, pero en ciertos casos es necesario extenderse más (hasta de dos semanas) cuando coexiste con bacteremia o cuando la mejoría es lenta.

  • La albúmina (1.5 g/kg de peso corporal en las siguientes 6 h de la detección y 1.0 g/kg al tercer día) ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.