Skip to Main Content

++

PALUDISMO

++
Microbiología y epidemiología
++

Seis especies principales de Plasmodium causan casi todos los casos de enfermedades en seres humanos: P. falciparum, P. vivax, dos especies simpátricas de P. ovale, idénticas desde el punto de vista morfológico, P. malariae y P. knowlesi.

++

  • P. falciparum es la causa de la mayor parte de los casos de paludismo grave y la mayor parte de las muertes, predomina en África, Nueva Guinea y la Española.

  • P. vivax es más frecuente en Centroamérica.

  • La frecuencia de P. falciparum y P. vivax es similar en Sudamérica, el subcontinente Indio, Asia Oriental y Oceanía.

  • P. ovale es poco común fuera de África, donde constituye hasta 1% de las cepas aisladas.

  • P. malariae se encuentra en la mayor parte de las regiones (principalmente en África subsahariana) pero es menos común.

  • P. knowlesi (parásito del paludismo en monos) se puede identificar de manera confiable sólo por medio de técnicas moleculares y existe en Borneo y el sureste de Asia.

  • El paludismo es la enfermedad parasitaria más importante en humanos, causa alrededor de 2 000 muertes por día.

++
Patogenia
++

Una vez que la hembra del mosquito anófeles deposita los esporozoítos en el torrente sanguíneo, el parásito viaja hasta el hígado y se reproduce de manera asexuada hasta formar merozoítos, que infectan a los eritrocitos. Los merozoítos se transforman en trofozoítos, se alimentan de proteínas intracelulares (principalmente hemoglobina), se multiplican entre seis y 20 veces cada 48 h (P. knowlesi, 24 h; P. malariae 72 h) y provocan la rotura de los eritrocitos, liberando merozoítos hijos. Más tarde, el ciclo se repite.

++

  • Algunos parásitos se convierten en formas sexuadas de vida prolongada llamados gametocitos, que son absorbidos por otra hembra de mosquito anófeles, lo cual permite su transmisión.

  • En la infección por P. vivax o P. ovale, las formas latentes llamadas hipnozoítos permanecen en los hepatocitos y causan paludismo entre tres semanas y un año después.

  • Los eritrocitos infectados por P. falciparum muestran citoadherencia (se pegan al endotelio venular y capilar), formación de rosetas (se adhieren a los eritrocitos no infectados) y aglutinación (se fijan a otros eritrocitos infectados). El resultado es el secuestro de P. falciparum en los órganos vitales, lo cual causa que se subestime el número de parásitos (cuando se mide la parasitemia) en el organismo. El secuestro es fundamental en la patogenia del paludismo por P. falciparum, pero no se manifiesta en las otras variedades “benignas”.

  • En los individuos sin inmunidad, la infección desencadena diversos mecanismos inespecíficos de defensa en el hospedador, como una mayor filtración esplénica.

    • Al repetirse la exposición al paludismo, los pacientes crean resistencia a una gran parasitemia y a la enfermedad, pero no a la infección.

    • Las hemoglobinopatías (p. ej., drepanocitosis, ovalocitosis, talasemias) y la deficiencia de G6PD son más frecuentes en las regiones endémicas y protegen contra la muerte por ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.