Skip to Main Content

++

DEFINICIÓN Y EVOLUCIÓN NATURAL

++

El término tromboembolia venosa comprende la trombosis venosa profunda (DVT) y la tromboembolia pulmonar (PE). La DVT es secundaria a la formación de coágulos sanguíneos en las venas grandes, casi siempre en las extremidades inferiores. La PE es secundaria a tromboembolias venosas profundas que se separan y viajan hasta la circulación arterial pulmonar. Los trombos aislados de la vena de la pantorrilla, tienen mucho menor riesgo de PE. Aunque la DVT típicamente se relaciona con la formación de trombos en las extremidades inferiores, en la pelvis o en ambos sitios, los catéteres venosos a permanencia, marcapasos y desfibriladores cardiacos internos han incrementado la ocurrencia de DVT de las extremidades superiores. En ausencia de una tromboembolia pulmonar, la complicación principal de la trombosis venosa profunda es el síndrome posflebítico, que causa edema crónico de las extremidades inferiores y malestar por la lesión de las válvulas venosas de la extremidad afectada. En su forma más grave, el síndrome posflebítico ocasiona ulceración de la piel. La tromboembolia pulmonar por lo general es letal por insuficiencia ventricular derecha progresiva. Otra complicación a largo plazo de la PE es la hipertensión pulmonar tromboembólica crónica.

++

Algunos factores de riesgo genéticos, incluyen el factor V de Leiden y la mutación G20210A de la protrombina, pero éstos causan una menor parte de las tromboembolias venosas. Las enfermedades que aumentan el riesgo de padecer tromboembolias venosas son el cáncer y el síndrome de anticuerpos antifosfolípidos. Asimismo, se han identificado diversos factores de riesgo como la inmovilización durante los viajes prolongados, el cáncer, la obesidad, el tabaquismo, las cirugías, los traumatismos, el embarazo, los anticonceptivos orales y la sustitución hormonal posmenopáusica.

++

La embolia pulmonar masiva con trombosis afecta al menos 50% de la vasculatura pulmonar y a menudo se manifiesta con disnea, síncope, hipotensión y cianosis. La embolia pulmonar submasiva incluye disfunción del ventrículo derecho en pacientes con presión arterial sistémica normal. La embolia pulmonar de bajo riesgo, que incluye función normal del ventrículo derecho y presión arterial sistémica normal tiene un pronóstico excelente.

++

VALORACIÓN CLÍNICA

++
Antecedentes
++

Por lo general la trombosis venosa profunda se acompaña de dolor progresivo en la pantorrilla. En el caso de la tromboembolia pulmonar, el síntoma principal es la disnea. El dolor torácico, la tos o la hemoptisis, indican infarto pulmonar con irritación pleural. Cuando la tromboembolia pulmonar es masiva genera síncope.

++
Exploración física
++

En la tromboembolia pulmonar con frecuencia se observa taquipnea y taquicardia. Algunas veces se acompaña de febrícula, dilatación de las venas del cuello y P2 intenso en la exploración cardiaca. La presencia de hipotensión y cianosis sugiere tromboembolia pulmonar masiva. En el caso de la DVT muchas veces la exploración física sólo revela hipersensibilidad en la pantorrilla, pero en los casos masivos se observa edema pronunciado del muslo e hipersensibilidad inguinal.

++
Pruebas ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.