Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

La inflamación crónica de las meninges (piamadre, aracnoides y duramadre) puede producir una intensa invalidez neurológica y ser letal si no se trata de forma satisfactoria. Las causas son diversas. Existen cinco categorías de enfermedades que representan la mayor parte de los casos de meningitis crónica:

++

  • Infecciones meníngeas

  • Cáncer

  • Trastornos inflamatorios no infecciosos

  • Meningitis química

  • Infecciones parameníngeas

++

MANIFESTACIONES CLÍNICAS

++

Las manifestaciones neurológicas consisten en cefalea persistente, con o sin rigidez de la nuca e hidrocefalia; neuropatías craneales; radiculopatías o cambios cognitivos o de la personalidad (cuadro 192-1). Por lo regular, el diagnóstico se establece cuando las principales molestias hacen que el médico examine el líquido cefalorraquídeo en busca de signos de inflamación; en ocasiones, el diagnóstico se establece cuando un estudio de neuroimagen muestra intensificación de las meninges por el medio de contraste.

++
Table Graphic Jump Location
CUADRO 192-1

Signos y síntomas de la meningitis crónica

++

Se conocen dos variantes clínicas de la meningitis crónica. En la primera, los síntomas son crónicos y persistentes, en tanto que en la segunda se experimentan episodios recidivantes y aislados con resolución completa de la inflamación meníngea entre los episodios sin un tratamiento específico. En el último grupo, las posibles causas comprenden el virus del herpes simple tipo 2, la meningitis, química consecutiva a la filtración de un tumor, un trastorno inflamatorio primario o hipersensibilidad a fármacos.

++

ESTUDIO DEL PACIENTE Meningitis crónica

Una vez que se confirma la meningitis crónica a través del examen del LCR, el esfuerzo se dirige a identificar la causa (cuadros 192-2 y 192-3) mediante: 1) análisis adicional del LCR, 2) diagnóstico de una infección multiorgánica subyacente o un trastorno inflamatorio no infeccioso, o 3) examen del tejido de la biopsia meníngea.

Es indispensable el análisis apropiado del líquido cefalorraquídeo; si existe la posibilidad de elevación de la presión intracraneal (ICP), se lleva a cabo un estudio de imagen cerebral antes de la punción lumbar. En los pacientes con hidrocefalia comunicante secundaria a alteraciones en la resorción del LCR, la punción lumbar es segura y puede lograr una mejoría temporal. ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.